• Joaquín Gutiérrez: “Hoy en día nadie quiere tener una boda igual  que la de otra pareja”Joaquín Gutiérrez, delante del Parador de Teruel

    Joaquín Gutiérrez: “Hoy en día nadie quiere tener una boda igual que la de otra pareja”

    Joaquín Gutiérrez es el director del Parador de Teruel, donde este fin de semana se celebrará la IV Feria de Bodas y Comuniones con la participación de catorce firmas turolenses, que mostrarán las tendencias en el mundo de las ceremonias de cara al próximo año. La Feria se podrá visitar gratuitamente este sábado de 17,30 a 21 horas y el domingo de 11 a 14 horas y de 17,30 a 20,30 horas.

    -¿Cuál es el objetivo de la IV Feria de Bodas y Comuniones que se celebra este fin de semana en el Parador de Teruel?

    -El objetivo es muy claro, ofertar de primera mano y en conjunto todos los servicios que al final entran en una boda. La Feria nació con el motivo evidente de que las parejas conocieran las instalaciones del Parador para organizar su propia boda. Así, quien estuviese interesado en nosotros venía, lo visitaba y de paso conociera al resto de gremios que intervienen en una boda. Por eso, hay discomóvil, lencería, peluquería y estética, complementos de novia, regalos, fotógrafos, agencia de viajes, trajes de novia, tocados, joyería e imprenta carpas.

    -Son catorce establecimientos turolenses los que reúnen en la Feria de Bodas y Comuniones, cada uno de un sector. El público que acuda, ¿se puede ir con todo listo?

    -Eso es de lo que se trata. Que en una sola visita puedan llevarse el paquete hecho de todo lo que se va a necesitar o por lo menos información de primera mano que ayude a hacer la planificación. Nosotros presentamos la oferta de menús para 2018 y el resto hará lo mismo. Darán a conocer las tendencias de la próxima temporada.

    -Estamos en octubre, ¿es una buena fecha para preparar una boda para el próximo año?

    -Ahora es el momento para empezar a preparar todo por los restaurantes pero también por las iglesias, si se trata de una ceremonia religiosa que, según para qué fechas, hay que reservarlas con un año o más de tiempo. Las comuniones también están condicionadas por las fechas y para alguna de ellas ya tenemos reservas y estamos cerrados. Hay que ser previsores, por eso hacemos esta feria cuanto antes, porque podemos ofertar mucho más en cuanto a fechas se refiere.

    -¿Qué instalaciones del Parador van a poder visitar los asistentes a esta feria?

    -El salón donde montamos la Feria es donde nosotros organizamos precisamente los banquetes. Nosotros durante estos dos días nos ceñimos a tener una mesa de muestra y en el resto de espacios hay expositores para las demás firmas. Los otros salones los utilizamos para los desfiles.

    -Los desfiles van a ser innovadores ¿qué se verá?

    -Serán innovadores porque este año, además de los desfiles de trajes de novia y de lencería,  va a ver desfile de tocados y joyería. Vamos a hacer unos pases específicos de estos artículos que quizá otros años han quedado un poco ocultos por el desfile estrella que es el de vestidos de novia.

    -Hoy en día la variedad de las bodas es mucha y muy variada.¿Por qué se da este fenómeno?

    -Porque hoy en día nadie quiere tener una boda igual que la de otra pareja. Se van introduciendo cantidad de detalles y pequeños actos dentro del gran evento de la boda que tratan de hacer a su gusto y personalizados. Desde el sitting a la música al paso de determinados platos, por ejemplo, pasando por los accesorios para los tacones de las señoras para que no se claven dentro del césped donde realizamos el cóctel. Entran tal cantidad de cosas que es necesario planificarlo con tiempo.

    -¿Todo esto está reñido con el bolsillo?

    -Hay muchas variables que influyen, desde los trajes, en los que hay una gran variedad, hasta el tiempo de duración del banquete y la fiesta posterior, que se puede ceñir a las dos horas que nosotros incluimos con el menú o a pasar toda la noche de fiesta alquilando incluso todo el Parador. También podemos hacer las ceremonias civiles aquí en nuestros jardines.

    -¿Sobre todo lo que prima es la imaginación?

    -Sí, cada vez más. Imaginación en todo, desde la iluminación al tipo de flores o el tipo de invitaciones o cómo se van a montar las mesas del banquete. Todo es innovación y un trabajazo por parte de las parejas. Por eso, ya no solo hay que reservar con tiempo sino que entran muchos factores en esta programación que se exigen para que sea una boda diferente, que necesita de mucho tiempo.

    -También pueden venir a la Feria las familias que van a celebrar una comunión. ¿Cuáles son las tendencias en este ámbito?

    -Lo que buscan nuestros clientes, tanto en bodas como en comuniones, son nuestros espacios ajardinados que nos diferencian de otros sitios y en el caso de las comuniones ponemos hinchables con monitores que están controlado a los niños mientras que los padres pueden disfrutar de la comida tranquilamente.

    Comparte esta noticia