• La Partida de Diego deja buen sabor  con los nuevos escenarios introducidosIsabel, sonriente, se despide de su amado Diego montado a caballo en su partida a las Cruzadas para hacer fortuna y regresar cinco años después. Bykofoto/A. García

    La Partida de Diego deja buen sabor con los nuevos escenarios introducidos

    Diego de Marcilla partió el domingo a las Cruzadas para hacer fortuna y  poder casarse con Isabel de Segura después de un fin de semana festivo en el que las recreaciones de La Partida de Diego han dejado un buen sabor de boca con la incorporación de algunos escenarios nuevos, sobre todo el de la plaza del Torico. La gerente de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban, aseguró que estudiarán darle continuidad a esos espacios en próximas ediciones, mientras que los dos actores que interpretan a los Amantes, Iris Latorre y Pablo Porto, calificaron la experiencia de darles vida como “increíble”.

    Quedan por delante cinco años para ver el regreso de Diego, aunque en realidad será dentro de cinco meses con la celebración de las Bodas de Isabel de Segura en febrero, que los dos actores que interpretan a Isabel y Diego aguardan con muchas ganas, según reconocieron.

    La recreación de la primera parte de la historia de  los Amantes llegó a su fin con el nombramiento de caballeros por el Rey de Aragón, Pedro II, antes de partir a la batalla de las Navas de Tolosa, y con la despedida de Isabel y Diego antes de que las tropas salieran de la ciudad por la Andaquilla.

    La gerente de las Bodas comentó que estaba “muy contenta” con la manera como habían discurrido este año las recreaciones de La Partida de Diego, tanto en lo que respecta a la parte teatral, como a la utilización de nuevos escenarios urbanos.

    Comentó que la escena de la promesa que tuvo lugar la noche del sábado en la plaza del Torico transmitió mucha “emoción” y tuvo una buena acogida por parte del público. Aunque ahora toca analizar todo para sacar conclusiones de cara a posibles cambios y mejoras, avanzó que creía que “se quedarán en la plaza del Torico” las escenas que se han celebrado este año allí.

    La gerente de la Fundación estimó que es un espacio mucho más amplio y con mayor visibilidad para que el público pueda seguir mejor la escena. Además, consideró que es interesante unir dos símbolos de la ciudad como son el Torico y los Amantes en este espacio, por la magia que son capaces de transmitir ambos y como se pudo comprobar la noche del sábado. La plaza del Torico tiene incluso una mayor capacidad para albergar a más espectadores.

    Esteban reconoció, en cualquier caso, que habrá que revisar la visibilidad y otras cuestiones como la iluminación, pero que todo eso se hará dentro de las evaluaciones que se hacen desde la Fundación de cada innovación que se introduce. Lo mismo se hará con los desfiles, que este año han sido más largos al discurrir por más calles, lo que permite de esta manera a quienes participan poder lucir más sus galas.

    La gerente de la Fundación valoró además la interpretación de los dos actores que han dado vida este año a los Amantes en la Partida, y que volverán a hacerlo en febrero con Las Bodas. “Estamos contentos porque hemos visto que Pablo (Porto) e Iris (Latorre) han sido una buena elección”, dijo.

    La juventud de los dos intérpretes ha facilitado las cosas en esta primera parte de la leyenda, y Esteban se mostró  convencida de que no supondrá dificultad alguna que se metan en la piel de los personajes cinco años después en febrero, porque es más fácil envejecerlos que rejuvenecerlos.

    Dentro de cinco meses el público podrá ver una evolución de esos dos muchachos que  se despidieron en la plaza del Seminario emocionados, una vez que Isabel le entregara un amuleto a su amado con la promesa de que le esperaría cinco años, el plazo dado por su padre.

    Previamente Diego fue nombrado caballero por el rey Pedro II junto con otros cuatro caballeros, entre ellos Josep del Condado de Barcelona.

    A la espera de febrero

    Tanto Iris Latorre como Pablo Porto aseguraron que aguardaban ya emocionados las Bodas de Isabel dentro de cinco meses porque era “lo mejor”, al tener más escenas y diálogos, además de un componente mucho más dramático.

    Porto calificó de “increíble” e “inexplicable” la experiencia y aseguró sentirse “superfeliz”, algo que compartió su compañera de reparto, que reconoció tener la sensación de haber vivido “el mejor fin de semana del mundo”.

    Para Porto, lo más complejo de esta experiencia ha sido aprender el texto de su personaje en tan poco tiempo, mientras que lo que más valora es el “apoyo” recibido por la gente de Teruel. “Hasta que no lo haces no te puedes imaginar lo que es esto”, comentó.

    Latorre compartió sensaciones similares y consideró que lo más hermoso había sido la “gente” por el “apoyo sentimental” y los “ánimos” que le habían dado, mientras que lo más complicado le había resultado iniciar las escenas y salir entre el público.

    La Fundación podría ser pionera con la futura ley del voluntariado

    La Fundación Bodas de Isabel de Segura podría ser pionera en el desarrollo de la futura Ley del Voluntariado de Aragón que se encuentra en tramitación parlamentaria. Desde esta entidad se está trabajando en el protocolo y en el programa de voluntariado para ponerlo en marcha tan pronto como se apruebe. Otras asociaciones de fiestas que trabajan en la recreación histórica miran con interés hacia Teruel con esta iniciativa.

    La gerente de las Bodas, Raquel Esteban, y Teresa Serrano presentaron ayer el trabajo que están haciendo con el voluntariado en el V Congreso internacional de fiestas y recreaciones históricas, pensando ya en la futura ley.

    Esteban explicó que la Fundación “cumple todos los requisitos para incorporar a ese voluntariado cultural”, y que se está en situación de “ser pioneros” a la hora de articular esta participación en las Bodas y de redactar el programa del mismo.

    La responsable de la recreación histórica comentó que se están analizando los requisitos, porque aparte de los actores, hay otras personas que piden colaborar con las Bodas en otras labores y que también son voluntarios, desde traductores a ayudantes, peluqueros y profesionales de todo tipo.

    “Todo ese voluntariado hay que estructurarlo”, comentó Esteban, quien precisó que los voluntarios cuando se apruebe la ley y se ponga esta experiencia en marcha deberán firmar una especie de pacto con derechos y deberes.

    Su participación les podrá reportar ventajas de diferente tipo, ya que cada vez hay más empresas que valoran el trabajo voluntario a la hora de seleccionar personal. Como contraparte, la Fundación también tendría posibilidad de acceder a subvenciones. En las Bodas participan unos 300 voluntarios, no solo como actores sino en otras labores también.

    El presidente de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas, Antonio Madrid, valoró esta iniciativa relacionada con el voluntariado y aseguró que sería interesante trasladarla a otros lugares. De hecho, anunció que será uno de los asuntos que lleve a la próxima asamblea de la asociación que se celebrará en Ribadavia en Galicia.

    Sobre el desarrollo del congreso de fiestas históricas celebrado en Teruel y de La Partida de Diego de este año, Madrid comentó que el resultado había sido “muy positivo” y deseó que “dure mucho tiempo”. Anunció por otra parte que dentro de dos años el congreso de la asociación de fiestas históricas, que acoge actualmente a 22, se celebrará en Mas de las Matas.

    Por su parte, Carlos Belloso, especialista en análisis de Fiestas Históricas de la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, y miembro del comité científico del congreso, comentó que el “voluntariado” había sido uno de los puntos más destacados abordado en la edición de este año por las posibilidades que abre.

    En este sentido, Belloso comentó que mientras hasta ahora el voluntariado había estado más vinculado a cuestiones sociales, se abre ahora la posibilidad de que esté relacionado con aspectos culturales. Aseguró a este respecto que la Fundación Bodas de Isabel “ofrece un elenco de posibilidades de asumir voluntarios”, tanto en cuestiones escénicas como de otro tipo.

    Artes escénicas

    “Ese tema hay que reglarlo de alguna manera y la ley impulsa ese tipo de trabajo voluntario”, comentó el experto en fiestas históricas, quien recalcó que en la edición de este año también se ha trabajado con especial dedicación, puesto que el tema eran las artes escénicas, a la relación entre historia la adaptación de ese relato para este tipo de celebraciones.

    Belloso recordó que la España del interior cuenta con una gran riqueza en historias y leyendas que pueden ser recreadas en el marco de fiestas históricas, y que de lo que se trata es de ser capaces adaptarlas para poder ser escenificadas.

    “En la historia estas cosas se explican de manera muy científica, pero luego hay que conseguir que lleguen al gran público”, afirmó el experto, y es en ese punto donde entran en juego las artes escénicas.

    En opinión de Belloso, en estos casos de lo que se trata es de ser capaces de adaptar el discurso científico a un relato escenificado que sea capaz de atraer al público, ya que en ocasiones “no se ha sabido hacer bien y han fracasado”. La solución para poder llevar a buen puerto este tipo de iniciativas es que “cada uno haga su trabajo y piense cómo enganchar al público”, pensando por un lado en el rigor científico y por otro en la puesta en escena. De ahí que en el congreso se agradeció que la Asociación de Fiestas Históricas estuviese yendo de la mano de la Universidad.

    Comparte esta noticia