• “La danza antigua es muy bonita porque refleja la sociedad de aquella época”María Pilar Martín Rodríguez, en la sede del congreso de fiestas históricas

    “La danza antigua es muy bonita porque refleja la sociedad de aquella época”

    María Pilar Martín Rodríguez, ponente en el Congreso de Fiestas Históricas

    Experta en danza bajo-medieval y renacentista, María Pilar Martín Rodríguez ha participado en el V Congreso de Fiestas y Recreaciones Históricas celebrado este fin de semana en Teruel, en el que ha impartido unos talleres sobre danza. Aclara que los tratados que se conservan son del Renacimiento, mientras que de la Baja Edad Media no hay nada y que por tanto la forma como eran las danzas se tiene que inferir de cómo fueron después.

    – ¿Cómo se sabe cómo eran las danzas en la Edad Media si no hay documentos antiguos que lo expliquen?

    – En la primera etapa del Renacimiento habría pasos y formas de danzar en fila y en corro que se corresponderían a la Baja Edad Media.

    – Serían heredados.

    – Eso es, algunas formas de filas, corros y formas de agarrarse, pero el problema es que no hay tratados, mientras que en el Renacimiento ya empezamos con los maestros italianos que quieren que esa danza sea elevada a un arte o a algo que se pueda estudiar. Por eso hacen esos tratados para intentar dar valor y dignificar la danza.

    – Claro, porque lo que había antes es imposible discernirlo a través de la pintura.

    – Nada, son esos tratados los que nos dan información en el siglo XVI. Hay un tratado entre el profesor y el alumno con un diálogo en el que el maestro le va orientando. Es así como vamos conociendo cosas de la danza de entonces, mientras que en la Baja Edad Media la pena que tenemos es que no hay manuales de danza.

    – ¿Qué grado de fiabilidad hay entonces con las danzas que se muestran hoy y que supuestamente se bailaban en la Edad Media? ¿Estamos especulando?

    – Claro, por eso digo que en ese principio del Renacimiento sí que hay pasos que seguro que se hacían en la Baja Edad Media como es el saltarello, algunos pasos de corro, de fila, pero claro, escrito no hay nada.

    – El cine nos ha mostrado en cambio danzas en la Edad Media y nos hemos hecho una idea en el imaginario colectivo.

    – Claro, pero luego dices, cómo hacen eso si eso es imposible, que suban un brazo, pero si el traje no les daba para subir el brazo. El cine es otro tema aparte, está muy bien para divulgar y que la gente se interese por la historia, pero no nos podemos ceñir a esos guiones de cine porque las cosas no son verídicas.

    – Son idealizadas.

    – Claro. Es que en los tratados del Renacimiento vienen todos los pasos, viene todo y entonces hay investigadores que como esas danzas se hacían por todas las cortes europeas, eran parecidas, se bailaba lo mismo. Hay una especie de círculo en las que esas danzas eran las mismas y hay una ligazón entre todas ellas.

    – ¿Qué importancia tenía la danza?

    – Era importante en todo tipo de celebraciones, y el entrar una pareja o un cortejo se veía la magnificencia. Son danzas cortesanas en las que se ve el lujo y el poder sobre todo.

    – Hoy día con tanta recreación histórica, ¿la danza es un vehículo para atraer a la gente joven hacia este tipo de actividades?

    – Sí, lo que pasa es que la danza es muy desconocida. Yo empecé con esta danza hace diez años por un anuncio pequeño en la prensa sobre un curso de verano de danza histórica. No se divulga la danza antigua lo suficiente, a pesar de ser muy bonita porque refleja a la sociedad de aquella época. Muestra cómo era la mujer, que no podía mirar al hombre cuando bailaba en pareja, tenía la mirada un poco baja, y no podía ni enseñar la punta del pie, que no estaba bien visto.

    – ¿Conocer la danza sería un tratado de sociología?

    – Eso es, es un mundo apasionante, hay muchos investigadores, pero de momento no hay nada de reflejo escrito de cómo eran esas danzas.

    – En Valladolid ha comentado en el congreso que se implican mucho los niños.

    – Es que todo esto empezó por mi parte a raíz de muchos centenarios y muchas celebraciones en Valladolid y su provincia. Yo trabajo en un colegio y pensé que eso la gente lo tenía que saber. Los niños desde pequeños antes bailaban, y es algo que se está perdiendo ahora.

    – ¿Conocía de antes Teruel y sus recreaciones medievales?

    – Sí, llevo cinco años viniendo y me parecen muy bien estas recreaciones, estoy encantada sobre todo porque tienen muchos detalles que son los que hay que pulir y limar. Se ha hablado aquí del tema del peinado, o de la forma de agarrar la falda la mujer. Aquí se cuida todo mucho, el voluntariado es magnífico y conoces a mucha gente de otros sitios. Yo recomendaría a la gente que está metida en recreaciones históricas a que viniera a este congreso.

    – Usted es profesor, cómo vincula esa actividad con esta otra vertiente de recreación histórica.

    – Soy profesora de gimnasia rítmica y ese tema con el de la danza tiene que ver, en el que se busca la armonía, la belleza, el que la música vaya muy bien conjuntada con los pasos tiene muchas transferencias en estas danzas renacentistas. Entonces yo creo que fue lo que me gustó.

    – Supongo que este tipo de recreaciones con el rigor que se hacen son muy educativos.

    – Claro, porque es vivir la historia. Recuerdo que cuando hicimos una semana cultural en el colegio, para hacer unas danzas con los niños, les cuentas quiénes hacían eso, y va unida la danza con la historia.

    Comparte esta noticia