• El juicio contra Francis Franco se celebrará del 22  al 24 de enero del próximo añoFrancis Franco cuando declaró en el Juzgado de Calamocha

    El juicio contra Francis Franco se celebrará del 22 al 24 de enero del próximo año

    Los hechos que verá el Juzgado de lo Penal ocurrieron hace más de cinco años

    El juicio contra Francis Franco, el nieto del dictador, ya tiene fecha. Se celebrará del 22 al 24 de enero del próximo año salvo que surjan nuevas dilaciones imprevistas en un caso se remonta a mayo de 2012 y del que han pasado más de cinco años. Lo verá el Juzgado de lo Penal de Teruel y se espera que sea muy mediático ya que Franco se enfrenta a una petición de pena de 6 años de prisión por parte tanto de la Fiscalía como de la acusación particular.

    Cinco años ha llevado a la justicia conseguir sentar en el banquillo de los acusados al nieto del dictador, a quien se acusa de los presuntos delitos de atentado contra la autoridad, contra la seguridad vial y daños. Será juzgado entre el 22 y el 24 de enero del próximo año, según ha sido comunicado ya a las distintas partes del caso.

    Más de una veintena de testigos declararán durante el juicio, que centrará sus dos primeros días en las pruebas testificales y periciales, mientras que el último se reservará para las calificaciones de las acusaciones y de las defensas.

    Junto a Franco está acusado un trabajador suyo de nacionalidad rumana, que es la persona que supuestamente le acompañaba cuando se dio a la fuga tras pedirle el alto un coche patrulla de la Guardia Civil, y en una pista forestal lo embistió marcha atrás para sacarlo del camino y conseguir huir.

    Para Franco tanto la Fiscalía como la acusación particular piden 6 años de prisión por delitos que abarcan el atentado cualificado contra la autoridad, otro contra la seguridad vial y un tercero por daños. Además, se le piden distintas indemnizaciones por los daños causados. Para el copiloto se piden otros dos años de prisión por el presunto delito de atentado.

    Los hechos que serán por fin juzgados, después de sucesivos retrasos en la causa tanto durante la instrucción como en su fase final, ocurrieron en la mañana del 30 de abril de 2012. Franco niega que ese día fuese la persona que viajaba en el coche que se dio a la fuga, embistió a la Guardia Civil y desde el que presumiblemente hicieron un gesto amenazante con un arma.

    Al haber pasado más de cinco años, tampoco sería de descartar que en la vista se modificaran las peticiones desde el ministerio público por dilaciones indebidas, como suele ocurrir en estos casos.

    Comparte esta noticia