• La Asociación contra el Cáncer dice que tener radioterapia en Teruel es una cuestión de “dignidad para el enfermo”Varias personas, firmando ayer en la calle de San Juan. J. Escriche

    La Asociación contra el Cáncer dice que tener radioterapia en Teruel es una cuestión de “dignidad para el enfermo”

    La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) asegura que contar con el servicio de Radioterapia en Teruel no es cuestión de presupuestos ni de población –como indicó el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya en su última visita a Teruel el pasado jueves– sino “de dignidad” para los pacientes que, en algunos casos, tienen que realizar un viaje de 300 kilómetros en pésimas condiciones debido a los efectos secundarios del tratamiento.
    Así lo explicó ayer por la mañana el vicepresidente de la Junta Provincial de la AECC en Teruel, Darío Maya, durante una rueda de prensa que llevaron a cabo en el marco de la Feria de Saldos para hacer balance de los primeros días de la campaña de recogida de firmas con la que solicitan al Gobierno de Aragón la instalación del servicio de Radioterapia satélite en el nuevo hospital proyectado para Teruel.
    Desde el pasado miércoles en el que comenzaron a recabar apoyos ya han logrado más de 6.600 a través de la plataforma en internet Change.org. A estas firmas se sumarán las que los turolenses están depositando en papeles repartidos por los diferentes comercios de toda la ciudad y buena parte de la provincia. Además, ayer también instalaron una mesa en el mercado de gangas de la calle de San Juan y en solo tres cuartos de hora recopilaron dos centenares.
    Esto demuestra, a juicio de Maya, que la sociedad turolense “está concienciada y apoya la petición”, dijo. De hecho, como añadió Pepe Polo, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando, han recibido peticiones desde diferentes pueblos de las comarcas cercanas a la capital para rellenar también los folios con firmas.
    Maya hizo referencia a las declaraciones realizadas por el consejero de Sanidad en las que indicó que el servicio de Radioterapia en Teruel no está proyectado no por una cuestión de presupuesto sino vinculada a la baja población que debe de atender.  Maya se mostró comprensivo en que Celaya “defienda el presupuesto de su Gobierno”, aunque reconoció que las declaraciones vertidas el jueves “no parecen las adecuadas” y añadió que lo que reclaman para Teruel “son los servicios que tienen otras personas que pagan los mismos impuestos”.

    “Sí es necesario”
    El vicepresidente de la Asociación Contra el Cáncer consideró que no se pueden tener todos los servicios en cada una de las ciudades, pero matizó que en este caso “se trata de enfermos que deben hacer viajes en condiciones penosas” por lo que añadió que “sí es necesario”.
    De todas formas, adelantó que tienen fijada una reunión para “un par de semanas” –la fecha fijada inicialmente es el 25 de septiembre– y en ella le explicarán al consejero “en qué consiste la unidad de radioterapia satélite”, dijo Maya. Los responsables de las juntas provinciales de la AECC de Teruel y Huesca han visitado la unidad que existe en Tortosa, que depende del hospital de Reus, y plantean para Teruel un servicio con dos médicos oncólogos, dos técnicos y un administrativo. “No todos los especialistas tienen que estar aquí, la primera visita se haría en Zaragoza, donde el oncólogo les daría el tratamiento y cada sesión sería aquí”, especificó el responsable.
    Darío Maya comentó que su propuesta supone un ahorro tanto en personal como en los viajes hasta Zaragoza. En este sentido, adelantó que aunque habría que hacer un desembolso inicial importante con la compra del aparato, con el tiempo se iría amortizando.
    En cuanto al servicio de taxi que planteó el consejero Sebastián Celaya para los viajes hasta el servicio de Radioterapia de Zaragoza, desde la AECC lo ven como “una mejora” con respecto a las ambulancias puesto que el paciente se evitaría recorrer las diferentes poblaciones en las que se recogen pacientes. “El tiempo sería menor, pero no los 45 minutos que se aconsejan entre el domicilio del paciente y el centro” en el que recibe el tratamiento.
    Más crítico con las palabras del consejero se mostró Pepe Polo, quien recordó a Sebastián Celaya que “si los ciudadanos son lo primero, los de Teruel también somos ciudadanos”. Además, indicó que el Gobierno de Aragón debería “invertir en vertebración del territorio” y una buena forma sería el servicio satélite de Radioterapia. Por otra parte, insistió en los efectos secundarios que tienen los tratamientos de radioterapia, como los vómitos, que se agudizan durante los viajes y provocan que algunos pacientes renuncien a recibirlos.
    Huesca tampoco cuenta con servicio de Radioterapia y la Junta Provincial de la AECC en esa provincia comenzará en las próximas semanas una campaña similar de recogida de firmas para hacer la solicitud al Gobierno de Aragón. De hecho, en la reunión prevista inicialmente para el día 25 de septiembre acudirán ambas juntas a Zaragoza para hacer la petición conjunta.
    La Federación de Vecinos de Teruel también está en contacto con su homóloga oscense y ambas han redactado un manifiesto que entregarán el próximo día 19 de septiembre a la comisión permanente del Consejo de Salud de Aragón, con quienes mantendrán un encuentro de trabajo.

    La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Federación de Vecinos San Fernando iniciaron el pasado 6 de septiembre en Teruel una recogida de firmas solicitando al Gobierno de Aragón que el futuro hospital de Teruel esté equipado con una Unidad de Radioterapia Satélite. Se han distribuido folios para recoger apoyos en diferentes comercios de la capital turolense y se instalarán mesas los días 14 y 28 en el mercadillo de los jueves y los lunes  11 y 25 en el hospital Obispo Polanco, entre otros. A ellas se sumarán las firmas recogidas a través de la plataforma Change.org, que ya está operativa.

    El 60% de los pacientes con cáncer necesitan radioterapia a lo largo de su enfermedad. Sin embargo, un estudio reciente muestra que los pacientes que pertenecen a regiones sin acceso inmediato a la radioterapia presentan un uso menor de este tratamiento que los de las ciudades.

    Comparte esta noticia