• Desafío Buñuel llena de cine cada rincón de Teruel con el compromiso institucional de que tendrá continuidadLos integrantes del equipo azul a la salida del rally con su vehículo en la plaza San Juan

    Desafío Buñuel llena de cine cada rincón de Teruel con el compromiso institucional de que tendrá continuidad

    El director general de Cultura de la DGA, Nacho Escuín, asegura que el rally “viene para quedarse”. Los actores participantes aseguran que es una oportunidad para difundir Teruel

    El rally cinematográfico Desafío Buñuel arrancó el jueves en Teruel capital con el compromiso institucional de que tenga continuidad en próximas ediciones. La iniciativa, pionera en España tal como está planteada, ha calado y ahora falta que empiece a ser conocida en el ámbito de las escuelas de cine así como entre los turolenses, muchos de los cuales se sorprendieron ayer de ver el Centro Histórico lleno de equipos de grabación rodando cortometrajes.

    Tantas ganas tenían los seis equipos participantes en comenzar a rodar sus trabajos, que la organización dio la salida un cuarto de hora antes de lo previsto, lanzándose a partir de ese momento cada uno de ellos a una carrera frenética que finalizará el sábado a las doce del mediodía en la plaza San Juan, momento en el que tendrán que entregar su cortometraje terminado.

    La iniciativa cuenta con el atractivo de que todos los trabajos tienen como protagonistas rostros muy conocidos del cine y la televisión, que si bien en un principio solo se les pedía que hicieran una cameo, han acabado protagonizando los cortos.

    Los seis actores principales se mostraron muy satisfechos de poder participar en el rally, y emocionados de trabajar con equipos de gente muy joven, algunos de ellos todavía al comienzo de su formación profesional.

    No menos emocionados y con ganas de empezar sin más demora estaban los directores y técnicos de los equipos que compiten en este rally, que valoraron sobre todo las facilidades que han recibido para poder materializar sus cortos puesto que la organización funciona como productora.

    Desafío Buñuel consiste en un rally en el que seis equipos seleccionados previamente a través de una convocatoria de guiones, tienen que rodar un corto en tan solo 48 horas. Este año el proyecto forma parte de los actos de conmemoración del 800 Aniversario de los Amantes de Teruel, y lo impulsan la Fundación Amantes y el Gobierno de Aragón con el apoyo de otras instituciones y entidades como el Ayuntamiento, Ibercaja, Aguiló Mercedes Benz y la D.O. Jamón de Teruel.

    Lo que parece ya fuera de duda, según se puso de manifiesto antes incluso de dar la salida del rally, es que la experiencia no se va a limitar a este año, y que tendrá continuidad en ediciones sucesivas. Así lo manifestó el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Nacho Escuín, quien dijo que estaba “muy emocionado” por un proyecto de estas características y aclaró que el mismo “viene para quedarse”.

    Escuín destacó la idea que había tenido su director, Esteban Pimpi López Juderías, para ponerlo en marcha, dijo que tendrá continuidad y que desde el Ejecutivo aragonés “vamos a apostar” por el rally.

    La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, manifestó que desde el Ayuntamiento también estaban “tremendamente satisfechos”, y recordó que la actividad se enmarcaba en los 800 Años de los Amantes de Teruel y que por eso la temática de los cortos era el amor. Elogió las ganas con que afrontaban sus películas los equipos participantes, y les pidió como cineastas y actores que fuesen “embajadores de la ciudad de Teruel”. En este sentido, Buj destacó que “Teruel es una ciudad de cultura y proyectos como este contribuyen a esa idea”.

    El director provincial de Ibercaja, Jesús Beamonte, mostró su satisfacción por una iniciativa cultural como el rally, y animó a los participantes a que promocionen la ciudad a través de sus cortos.

    Equipo artístico profesional

    Las actrices y actores principales de los seis cortos mantuvieron un encuentro con la prensa previo al rally para poder expresar sus impresiones tanto por el trabajo que iban a hacer, como por la iniciativa en sí misma que representaba Desafío Buñuel.

    Entre las actrices participantes hay una turolense que está empezando en el mundillo de la interpretación, Raquel Vicente, quien valoró poder estar en la primera edición de este proyecto en torno a la figura de Buñuel y de los Amantes de Teruel. Precisamente el corto en el que participa, Bronce, dirigido por la mexicana Jessica Abraham, ofrece una “interpretación particular” de la leyenda de Isabel y Diego. Abraham trabaja con un equipo mixto de técnicos mexicanos y españoles, y representa al rally de Guanajuato (México).

    Otro de los proyectos que compiten, Etapa once, dirigido por el estudiante Pedro A. Pérez del CPA Salduie de Zaragoza, está protagonizado por Maite Uzal, quien elogió a López Juderías por la “pasión” que ponía al frente del rally. Sobre la película en la que participa comentó que trataba sobre el “amor al cine” al girar en torno al rodaje de una película.

    Fernando Tielve, que regresaba a Teruel once años después de haber participado en el ciclo Amantes de Cine, también organizado por la Fundación Amantes, se mostró “maravillado” por el cambio de la ciudad. Sobre su película, La penúltima, dirigida por el turolense Guillermo Chapa, en representación de la ECAM de Madrid, comentó que era un “corto muy gamberro que cuenta algo que todos hemos vivido en alguna ocasión”.

    Aida Folch, protagonista de Ámome, dirigido por María Pulido y Alba Capilla, dijo sentirse a gusto trabajando con “gente joven” por la “energía” que tiene, y especialmente ilusionada en este caso por trabajar una técnica de animación que desconocía.

    La actriz Helena Miquel, que trabaja en el corto Sempiterno, de Íñigo Floristán, por la ESCAC de Barcelona, opinó que el proyecto del rally era “muy interesante” y que compartía la “ilusión y motivación” de todos los equipos. De “ilusión” habló también Ruth Gabriel, que con un Goya en su haber protagoniza el corto Nuestros hijos, de Ester Llorens, en representación de la escuela Nucine de Valencia. La actriz opinó que el rally puede beneficiar a Teruel “para que se ruede aquí y se vea como una localización cinematográfica”.

    Aida Folch: “Estoy que me ruedo encima”

    Estudiantes y profesionales del cine que participan en el rally Desafío Buñuel se mordían las uñas antes de dar el banderazo de salida en la plaza San Juan, no tanto por los nervios sino por las ganas de empezar. Tanto es así, que tras las presentaciones de los equipos y la inauguración del evento, en lugar de esperar a las doce del mediodía, la organización decidió dar la salida un cuarto de hora antes, bonificando así con 15 minutos más a los participantes para que puedan rodar, editar y sonorizar sus películas en tan solo 48 horas.

    Tal era la emoción y las ganas de empezar que tenían todos, que cuando la actriz Aida Folch se presentó con su equipo al público en la plaza San Juan, no pudo contenerse y protagonizó una de las anécdotas de la jornada al afirmar: “Estoy que me ruedo encima”, por las ganas que tenía de comenzar.

    La misma emoción manifestaron los realizadores de los seis cortos, cinco de ellos españoles y una mexicana. El director del equipo rojo, Pedro A. Pérez, dijo que tenía ganas de empezar y compartir experiencias y aprender del resto de participantes. Guillermo Chapa, al frente del equipo azul, manifestó que era un orgullo poder filmar en su tierra y que quería “rodar ya; quiero decir acción de una vez”. El resto de directores también mostraron sus ganas de empezar ya a rodar después de semanas de preproducción, como dijeron Ester Llorens, Íñigo Floristán y María Pulido y Alba Capilla, mientras que la mexicana Jessica Abraham señaló que quería “absorber la cultura” de Teruel y dejar en buen lugar a su país

    Comparte esta noticia