• “En México nos inspiramos en el realismo mágico y todo tiene algo de surreal”Jessica Abraham en el Claustro de San Pedro

    “En México nos inspiramos en el realismo mágico y todo tiene algo de surreal”

    Jessica Abraham, cineasta participante en el rally Desafío Buñuel

    Jessica Abraham representa a México en el rally Desafío Buñuel con la película Bronce, que rodará a partir de hoy en Teruel capital compitiendo con otros cinco equipos que filmarán otros tantos cortos. De la Universidad de las Américas en la ciudad de Puebla, asegura que había oído hablar de la ciudad por la leyenda de los Amantes de Teruel.

    – ¿Cómo surge su participación en este rally?

    – El coordinador del rally de Guanajuato, donde yo había participado como directora, se puso en contacto con varios para pedirnos que un guión con la temática de Desafío Buñuel y con los Amantes de Teruel porque estaba en la convocatoria. Cada quien lo hizo y me avisaron que la mía fue la seleccionada.

    – ¿A cuántos les pidieron que hicieran una propuesta?

    – A cinco y hemos venido tres.

    – ¿Había oído hablar de Teruel?

    – Sí, había oído de la leyenda de los Amantes.

    – ¿La conocía, cómo se enteró de ella?

    – Pues no sé, alguien me la platicó. Yo estudié teatro y tiene que ver a lo mejor que en alguna clase me dijeron porque hay una teoría de que William Shakespeare se inspiró en los Amantes de Teruel y por ahí a lo mejor es que yo escuché; no sé, el caso es que ya estaba en mi mente.

    – ¿Y cómo se siente ahora al estar aquí en Teruel?

    – Me dio mucho gusto el venir a grabar aquí a una ciudad tan bonita. Cuando nos avisaron que yo iba de directora nos dio mucha felicidad porque yo ya tenía Bronce en la cabeza, pero la desarrollé a raíz de que me dijeron que la teníamos que escribir para Teruel. La idea ya estaba, pero la materialicé con la idea de cómo era la ciudad y la historia de los Amantes.

    – Supongo que fue de forma virtual, a través de Internet, como conoció la ciudad, ¿no?

    – Sí, por Internet, por Google Maps. Me fui haciendo el recorrido virtual y nuestra coordinadora de producción acá es una belleza, nos enseñó fotos de todo, está superdisponible y la verdad es que ha sido una gran colaboración con ella.

    – Ha sido entonces como si hubiera estado ya antes en la ciudad.

    – Virtualmente, pero no sé bien distancias todavía; la panadería estamos todavía afinando detalles. De la plaza hemos ido cambiando y esos detalles nos han ido cambiando un poco la logística, pero nada que no se pueda solucionar y más que nada es el reto de venir desde otro país a hacer un proyecto acá y eso es muy interesante.

    – Y además, en la tierra de Buñuel.

    – Exacto, y en México lo queremos mucho.

    – ¿Qué representa para usted Buñuel y por tanto rodar una película en la provincia donde nació?

    – Es mucho orgullo y pone la vara muy alta siempre porque Buñuel te hace ir a pasos agigantados a cumplir con proyectos, y además esto es representar a un país. Nosotros estamos inspirados un poco en el realismo mágico, entonces todo tiene algo de surreal.

    – ¿Le marcó en su formación?

    – Recuerdo cuando teníamos clase de cine y veíamos sus películas; por ejemplo Un perro andaluz nos impactaba. Bronce no es una historia que impacte visualmente, pero es una historia con realismo mágico que es muy mexicano y que está muy combinado con el surrealismo.

    – ¿Cómo afronta este rodaje, porque su equipo son tres mexicanos y el resto españoles a los que no conoce?

    – Y con los otros mexicanos tampoco había trabajado antes. Con los españoles me he comunicado con ellos y no me cabe duda del compromiso de todos, y estoy muy feliz y tranquila de cómo se están moviendo las productoras de aquí.

    – ¿Qué dudas tiene entonces a la hora de afrontar este proyecto con gente con la que no ha trabajado?

    – Lo que me da un poco de miedo es la parte de la edición, de cómo se vea al final, pero tampoco creo que sea un problema. Y el clima también me preocupa por los exteriores. Y la panadería también ha sido un poco complicado porque es un horario específico.

    – ¿Qué le aporta como cineasta rodar en tan poco tiempo?

    – Que son escuelas que te da la vida. Este tipo de proyectos te impulsa, te saca lo mejor de ti y lo más complicado es dirigir a un equipo que tiene el tiempo encima; que no hay que luego lo hacemos, luego lo sacamos, tiene que ser completamente entrenada tu mente para resolver en 48 horas todo un proyecto. Creo que como estudiantes de cine o egresados de cine es un privilegio porque trabajar así te forja el carácter y la visión como cineasta porque te obliga a hacerlo en un tiempo límite.

    Comparte esta noticia