• Centenares de personas insisten en un “caudal ecológico” para el Aguasvivas

    Centenares de personas insisten en un “caudal ecológico” para el AguasvivasManifestación, ayer en Almochuel

    Centenares de personas se manifestaron este jueves en Almochuel (Zaragoza) para exigir por enésima vez un “caudal ecológico” para el río Aguasvivas que, según denuncia esta localidad y las turolenses Azaila y Vinaceite, baja seco en los últimos 35 kilómetros.

    La movilización -la tercera en 13 meses- fue organizada por Vialaz, la plataforma de vecinos en defensa del “caudal ambiental mínimo” que, según defiende, recoge la legislación española para que un río no quede seco, ni siquiera por una concesión como la que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) tiene asignada a los regantes de Belchite.

    Vialaz -acrónimo formado por las dos letras iniciales de Vinaceite, Almochuel y Azaila- volvió a recordar ayer que “el río baja seco, pero no por la sequía”, según denunció el portavoz de la plataforma, Daniel Pequerul. “Aunque fuese un año hidrológicamente bueno, el río estaría seco igualmente”, garantizó.

    Y es que, según denuncian estas tres localidades -con el apoyo reciente de La Puebla de Híjar y La Zaida (Zaragoza)- a través de una campaña de recogida de firmas en Change.org, sea invierno o verano “todos los días del año llega un caudal significativo hasta la antigua presa romana de Almonacid de la Cuba (Zaragoza), convertida en azud, y allí es desviado al término de Belchite para usos agrarios, quedando el cauce seco”.

    Dicen que la ley les ampara

    “La legislación española establece nítidamente que un río no puede quedar seco, ni siquiera mediante una concesión de aguas”, prosigue el comunicado con el que invitan a firmar. “Desde 1985 el legislador habla de caudal ambiental; otras veces de caudal ecológico. Es decir, de ese mínimo de agua que todo río debe llevar por el hecho de ser río”, aseveran.
    Desde hace décadas, “desde Belchite hacia abajo (el río desemboca en el Ebro en La Zaida) no corre el agua a no ser que baje una riada de tormenta o que suelten el agua del pantano de Moneva, situado más arriba de Belchite y Almonacid”. Pero estas circunstancias “ocurren en contadísimas ocasiones y lo normal es que desde finales de febrero no corra el agua, por lo que el río está completamente seco durante muchos meses del año”, explican.

    Si Vinaceite, Azaila y Almochuel se abastecen es gracias a unos sondeos realizados en pozos hallados en el cauce hace 30 años, afirmó Pequerul, quien destacó que la ganadería porcina en la que trabajan unas 50 personas en la zona tiene una elevada demanda.

    Por su parte, la CHE mantiene que no hay un caudal ecológico establecido para el Aguasvivas, que sería “de obligado cumplimiento”, aunque el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro 2015-2021 recoge el compromiso de hacer “un estudio lo más profundo posible de la realidad del río” que pueda arrojar conclusiones. Por la periodicidad del plan, dicho informe tendría que estar concluido a más tardar en 2021.

    Pancartas y música
    La manifestación tuvo lugar en el cruce hacia Almochuel de la carretera que une Azaila y Vinaceite. Allí, los ayuntamientos implicados, las comunidades de regantes y los vecinos desplegaron pancartas y lucieron camisetas con lemas impresos como “Por un caudal ambiental mínimo en el río Aguasvivas”, “Dejar el río seco no es legal”, “No es un barranco, es un río” o “Por un Aguasvivas vivo, no a la desecación del río”. El broche final de la movilización tuvo lugar con las intervenciones de distintos vecinos, entre ellos niños, jóvenes y mayores.

    Además, una rondalla interpretó la canción El Aguasvivas baja seco, una adaptación de Sierra de Luna con música de Francisco de Val y letra creada ad hoc en la que se reivindica el caudal ecológico.

    Podemos pregunta al Ministerio de Medio Ambiente por el río en el Senado

    La batalla de Vialaz por el caudal ambiental del río Aguasvivas comenzó hace dos años con la presentación ante la CHE de más de 930 alegaciones de instituciones, asociaciones, vecinos y personas vinculadas a las tres poblaciones contra el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro 2015-2021.

    Recientemente, a través del grupo parlamentario Unidos Podemos ha formulado preguntas -que en unos meses tendrán respuesta escrita- al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente entre las que requieren, entre otras cuestiones, si el río cumple con los objetivos de “buen estado ecológico de la Directiva Marco del Agua”, si la concesión a la comunidad de regantes de Belchite se ajusta al volumen asignado o qué medidas de control de caudales se establecen durante todo el cauce del río.

    Además, en el último año la plataforma ha interpuesto denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Teruel y de Zaragoza y se ha entrevistado con la CHE, con la Delegación del Gobierno en Aragón y con el Gobierno de Aragón.

    En los primeros días de septiembre remitirá un escrito al Justicia de Aragón y denunciará el caso ante la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, la Dirección General del Agua y la Subdirección General de Regadíos y Economía del Agua, todos ellos dependientes del Ministerio.

    Por otra parte, las movilizaciones ciudadanas, tres hasta la fecha, apoyan las reclamaciones.

     

    Comparte esta noticia