• El futuro es lo de menos

    Por Chema López Juderías

    Malditos turistas

    Navegando por internet he encontrado un chollo. Un vuelo a Londres ida y vuelta con salida desde Zaragoza por 57,80  euros, todos los gastos incluidos.

    Eso sí, nada de maleta grande, que me soplan 20 pavos. Me llevaré una mochila con un vaquero de repuesto, un par de camisas y un jersey, por si refresca, que el tiempo allí es muy traicionero.

    El hotel tampoco está mal. 99 euros por tres noches en pleno barrio de Paddington, a tiro de piedra del centro si te sabes mover por el Tubo, que así es como llaman en London al metro.

    La comida no será problema. No pienso gastar mucho en restaurantes, que todos sabemos que la cocina no es precisamente lo mejor del mundo british. Tiraré de los Mc Donalds y de las pizzerías, que en la zona de Leicester Square, Covent Garden y el Soho, por lo que he leído, hay a punta de pala. Y a una mala, pues algún sandwich de pepino en cualquier tienda de paquistaníes.

    Lo que me ahorre, para pintas en algún pub de la zona de Camdem, que allí es donde parte la pana el moderneo londinense.

    Si hay entradas, no descarto algún musical o incluso alguna obra de teatro, que seguro que pillo algo de lo que cuentan, aunque mi nivel de inglés no es muy allá.

    El London Eye y esas cosas para güiris, descartado, que es un saca-perras, pero seguro que me doy una vuelta por el barrio de Whitechapel para seguir las huellas de Jack el Destripador y me paro un rato en Buckingham Palace para lo del cambio de guardia y, si tengo suerte, igual veo de lejos a la Reina de Inglaterra pasando en carruaje.

    Que ganas tengo. Ya he estado en Berlín, París, Roma, Dublín, Bruselas, Praga e incluso en Marrakech y tengo pendiente Londres desde hace tiempo.

    Por cierto, este verano he estado unos días en Barcelona. He venido asustado. Todo lleno de malditos turistas. Ingleses, alemanes, franceses, rusos…hasta chinos había copando las Ramblas y la plaza Catalunya. Tenemos que parar lo antes posible esta invasión porque van a acabar con nuestra identidad.

    Comparte esta noticia