• Detectan cientos de cangrejos y peces muertos en el río MijaresTécnicos del Gobierno de Aragón toman muestras el pasado lunes

    Detectan cientos de cangrejos y peces muertos en el río Mijares

    Cientos de cangrejos rojos y peces en menor cantidad -entre ellos barbos, truchas y madrillas- aparecieron este fin de semana muertos en el río Mijares, aproximadamente entre los ojos del Babor y la presa de los Toranes. Tanto personal de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) como del Gobierno de Aragón y del Seprona han recogido muestras para conocer las causas de esta mortandad.

    Ejemplares de cangrejos rojos o americanos, una especie invasora que puebla los ríos sobre todo en sus cabeceras, se podían ver este lunes muertos en las orillas del Mijares. También se encontraron peces entre los roquedales del río.

    Los agentes de protección de la naturaleza (APN) del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón observaron este domingo la mortandad producida en el río y levantaron acta sobre lo sucedido para comunicárselo tanto al Servicio Provincial como a la CHJ, de quien depende este cauce. Las muestras recogidas son enviadas a Zaragoza para su análisis, señalaron fuentes del Gobierno de Aragón.

    Por su parte, desde la CHJ indicaron que trabajan en contacto con el Gobierno de Aragón para actuar de forma coordinada. “La Confederación está organizando  la toma de muestras y Guardería Fluvial está inspeccionando la zona desde el pasado domingo y constataron la mortandad de cangrejos aparentemente debido a un vertido de origen desconocido”, apuntaron desde este organismo de quien depende las aguas del río Mijares.

    En la inspección que realizaron los APN el pasado domingo, pudieron observar que la fauna muerta se encontraba hasta la presa de Los Toranes y también aguas abajo. En la parte alta pudieron observar que los peces y cangrejos muertos solo estaban hasta unas tuberías que vertían al río pero no más arriba. También inspeccionaron el río Albentosa, que cerca de la Escaleruela vierte sus aguas al Mijares, y observaron que en este afluente no había peces ni cangrejos muertos. Justo esa zona además es muy utilizada para el baño sobre todo ahora en verano porque en la unión de los dos ríos se forma unas piscinas naturales. Entre los vecinos de Sarrión y otros pueblos aguas abajo había preocupación por esta mortandad. El alcalde de Olba, Federico Martín, apuntó que por precaución van a analizar la captación de agua de boca que da servicio al pueblo y que se encuentra a 500 metros de la zona afectada.

    Comparte esta noticia