• El Centro Aeroespacial Alemán y Airbus ensayarán mejoras tecnológicas con un A320 en TeruelEl Airbus A320 Atra del Centro Aeroespacial Alemán, dedicado a la investigación de tecnología avanzada, en un hangar de este organismo germano. DLR

    El Centro Aeroespacial Alemán y Airbus ensayarán mejoras tecnológicas con un A320 en Teruel

    El Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y Airbus realizarán los primeros ensayos en vuelo de las mejoras tecnológicas en alas y motores que están investigando para reducir el consumo energético y la emisión de ruido en las aeronaves. Las pruebas, que se realizarán con un Airbus-320 que este organismo alemán emplea para la investigación de tecnología avanzada, se enmarcan en el proyecto europeo Aflonext, en el que participan cuarenta empresas, agencias aeroespaciales y universidades de quince países con el objetivo de desarrollar tecnologías que, mediante la reducción de la fricción del aire, permitan rebajar el gasto de combustible y, con ello, las emisiones contaminantes de los aviones.
    El director del aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, explicó que la DLR y Airbus “colaboran en este proyecto europeo de mejora de la aerodinámica y de la eficiencia de las aeronaves” y están probando en un A320Neo distintas mejoras tecnológicas en alas y motores.
    Para su primer test de vuelo han elegido el aeropuerto de Teruel, donde Airbus ya ha realizado con anterioridad distintos ensayos aprovechando el contacto que mantiene con la plataforma por ser uno de los socios principales de Tarmac, la compañía que desarrolla actividades de mantenimiento, estacionamiento y reciclado de aeronaves en el aeródromo turolense.
    Para los ensayos del próximo mes de noviembre DLR y Airbus trasladarán al aeropuerto técnicos especializados y equipos que durante dos semanas realizarán vuelos de prueba de las tecnologías que están desarrollando, de cara a su futura implantación en las nuevas aeronaves que se diseñen.
    La propia Agencia Aeroespacial Alemana anunció sus planes el pasado mes de junio en el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio de París-Le Bourget, en el que también participó el director del aeropuerto de Teruel.

    Control de flujo activo
    Durante ese evento que congrega al sector aeroespacial mundial, la DLR avanzó que ensayaría por primera vez en vuelo su sistema de control de flujo activo, formado por 400 componentes, con su A320 ATRA (Aeronave de Investigación de Tecnología Avanzada, por sus siglas en inglés).
    Según la agencia alemana, su modelo consiste en una unidad de control lateral con un sistema de extracción de aire simplificado que se instala en la aleta vertical del avión y que utiliza la tecnología HLFC (control híbrido de flujo laminar).
    La investigación de la DLR, tal como detalla este organismo, forma parte del proyecto Aflonext (Cargas de Flujo Activo y Control de Ruido en Ala de Nueva Generación), liderado por Airbus a través de un consorcio formado por 40 socios de quince países. Entre ellos figuran, además del grupo francés y del centro alemán, otros fabricantes de aviones como Dassault y Fokker, la multinacional española de componentes de aeronaves Aernnova, universidades de Gran Bretaña o Israel y agencias aeroespaciales de países como Francia, Italia, Israel o Turquía.
    Alejandro Ibrahim valoró de forma muy positiva que se haya elegido el aeropuerto de Teruel como centro de pruebas para estos avances tecnológicos.
    “Es una buena noticia porque nos sigue abriendo las puertas para realizar ensayos de vuelo con aeronaves modernas”, apuntó el director de la plataforma aeroportuaria.

    Comparte esta noticia