• Jorge Peiró: “Hay que bajar la jota  de los escenarios y que viva de nuevo a pie de calle”Jorge Peiró, con Linares de Mora a las espaldas y su disco en las manos

    Jorge Peiró: “Hay que bajar la jota de los escenarios y que viva de nuevo a pie de calle”

    Valenciano de nacimiento pero turolense de corazón, el jotero presentó en Linares de Mora su primer CD editado

    El jotero, músico y profesor Jorge Peiró desciende de Linares de Mora y la rondalla de este pueblo fue la que, con siete años, hizo que se enamorase de la jota aragonesa popular. Desde entonces ha investigado, cantado, tocado y enseñado jota. Jorge Peiró eligió esta población para presentar la pasada semana su primer disco, Pueblo que canta no muere, ante un auditorio lleno hasta la bandera.

    – Este es su primer disco aunque su trayectoria en la musica es muy extensa.

    – Llevo 22 años de trayectoria jotera y 16 docente, aunque es desde hace seis años cuando ejerzo esta labor prácticamente con dedicación exclusiva. El primer solfeo que aprendí lo aprendí en la banda de Linares, y a partir de ahí me he desarrollado como he podido, con varios profesores y también de forma autodidacta.

    – ¿Qué podremos encontrar en ‘Pueblo que canta no muere’?

    – En el disco encontramos veintidós temas entre los cuales tenemos jota aragonesa de estilo, que es la que canta un solista; jota a dúo, cantadas con Ana María Navarro que es una gran jotera de Caudiel, con la que he compartido diez años de trayectoria y que es un extraordinario refuerzo; hay dos bloques de jotas rondaderas y también dos temas instrumentales.

    – ¿Quién es el responsable de la parte musical del disco?

    -La música la ha preparado Miguel Ángel Castel, director de la Rondalla Alma Mudéjar, un excelente músico turolense que da clase en la Escuela de Música de Teruel. De los músicos del panorama actual yo creo que es de los más avanzados, con una calidad increíble. Y eso lo plasma muy bien en el disco, porque toca las canciones de siempre pero acercándolas al siglo XXI, con una musicalidad espectacular y una sensibilidad muy especial. Tanto que el disco es capaz de atraer a cualquier aficionado a la música, aunque no lo sea al género de la jota en particular.

    – ¿Eso significa que ‘Pueblo que canta no muere’ revisa de algún modo el género?

    – Los estilos son los de siempre. Pero antaño para tocar la música aragonesa en los pueblos se tocaban dos o tres variaciones en cada tono y vale, porque la gente no sabía más. Pero Castel ha investigado mucho, ha creado sus propias variaciones, usa acordes muy especiales y le da una armonía muy propia.

    – El nombre del disco es precioso…

    – Me basé en una jota navarra que dice lo siguiente: “Pueblo que canta no muere / Dicen que dice el juglar / y si es verdad lo que dijo / Navarra no morirá”. Creo que eso se puede extrapolar a cuaquier zona de nuestra geografía y que es muy significativo.

    – ¿Reinvidica la música como patrimonio de los pueblos?

    -Como patrimonio y como elemento de cohesión, porque la música une y aglutina a la gente. Quería que el título reflejara esos vínculos que genera la música.

    – ¿Cómo ha sido la experiencia de publicar un disco?

    – Alguien dijo que es parecido a tener un hijo y la verdad es que lo refleja bastante fielmente. Los últimos meses han sido de vértigo en cuanto a gestión, grabación, coordinación con los músicos… Lo grabamos en un estudio de Paterna y ha sido realmente muy intenso.

    – ¿Es autoproducido?

    – Sí, claro. La idea es recuperar el dinero con la venta del disco, que se puede adquirir en varios puntos de la Comarca Gúdar-Javalambre, como Linares, Rubielos, Mora o Sarrión. En clasesdejotas.blogspot.com están los puntos de venta.

    – El disco se ha presentado en Linares de Mora, pero ¿tiene previsto algún acto más?

    – Lo presentaré en Canet, que ahora no es una zona de jota, aunque sí lo era hace 50 años, cuando los centros aragoneses se constituyeron y las comunicaciones eran peores, pero pensé que era un buen lugar porque dirijo una rondalla allí. Y en Mora lo presentaré el 17 de agosto.

    – Usted es  un músico joven (37 años) apasionado de la jota. ¿Pero cómo ve el mundo de la jota y su futuro?

    – Creo que tenemos que reestructurarla y acercarla a la gente. Cuando nos ponemos un traje regional a veces creamos una barrera. En la Comunidad Valenciana están recreando bureos, las antiguas fiestas que hacían en las masadas cantando y bailando. Allí se ha hecho incluso en la plaza de la Virgen, todo el mundo va vestido igual y quien quiere se junta y canta o baila, que es lo que ha sido siempre la jota. Creo que en este sentido deberíamos volver un poco atrás, y no dejar que la jota sea algo elitista, porque eso crea una barrera inconsciente. En Jérica se hace la Jota de Quinto todas las Pascuas. ¿Por qué? Porque se hace a pie de escenario y todo el mundo se implica. Luego igual no se canta en todo el año, pero eso es algo que se ha transmitido de padres a hijos y, cuando llega ese día, todo el mundo se acuerda.

    Comparte esta noticia