• La investigación del abrigo de Cañada de Marco en Alcaine apunta a la aparición de un nuevo estilo de arte rupestre

    La investigación del abrigo de Cañada de Marco en Alcaine apunta a la aparición de un nuevo estilo de arte rupestrePinturas rupestres en Cañada de Marco con tratamiento digital

    El arte rupestre tiene todavía mucho que decir. Las nuevas técnicas de tratamiento digital de imagen, la fotogrametría, la fotografía gigapíxel y los escanéos en tres dimensiones (3D) están destapando un mundo hasta ahora desconocido para los investigadores. El equipo de trabajo que investiga, documenta y caracteriza los grabados del abrigo Cañada de Marco -en el Parque Cultural del río Martín- acaba de descubrir que una buena parte de las pinturas asociadas a éstos están superpuestas, es decir, que los grabados del friso de Alcaine son o coetáneos en el tiempo a las pinturas rupestres levantinas o anteriores, pero no posteriores. Algunos de los arqueólogos implicados en la investigación y consultados por este periódico apuntan a que estamos ante un nuevo estilo de arte rupestre, de grabados asociados con pinturas levantinas o a una manifestación de arte rupestre anterior al arte levantino.

    Los grabados de Alcaine se conocían desde los años 90, cuando fueron reconocidos y calcados por el profesor Antonio Beltrán y el director del Parque Cultural del río Martín, José Royo Lasarte. Pero no había entonces técnicas que permitieron profundizar más en ellos como ahora han podido hacerlo los investigadores que han retomado el estudio del abrigo de Alcaine. Han descubierto más grabados de los documentados en 1995, y también que buena parte de ellos son anteriores a las pinturas rupestres, que fueron superpuestas sobre éstos en un tiempo posterior.

    (Más información en la edición en papel)

    Comparte esta noticia