• El antitaurino holandés Peter Janssen se va de Teruel con antecedentes penalesEl activista animalista Peter Janssen, en el ruedo de la plaza de toros de Teruel, donde se aprecia el dibujo del rostro de Víctor Barrio, a quien se homenajeaba el sábado

    El antitaurino holandés Peter Janssen se va de Teruel con antecedentes penales

    Saltar al coso taurino de Teruel durante la corrida homenaje a Víctor Barrio en la Feria del Ángel les va a salir caro al conocido activista antitaurino Peter Janssen y a su amigo Jöel Cessio. Desde el juicio rápido celebrado el pasado lunes en el Juzgado de Instrucción número 1, el conocido animalista holandés y su compañero tienen antecedentes penales. Durante el mismo, la Fiscalía calificó los hechos como un delito de desórdenes públicos tipificado en el artículo 558 del Código Penal. “Se trata de un evento cultural en el que se produjo una alteración del orden público porque se estaba celebrando un homenaje a un torero muerto”, según explicaron fuentes judiciales.
    El ministerio público pidió seis meses de multa a razón de 12 euros al día. Finalmente la pena impuesta por el juez se redujo en un tercio, a cuatro meses de multa, porque ambos mostraron su conformidad y reconocieron los hechos. Condenados por delitos de desórdenes públicos, deberán pagar cada uno 1.440 euros. La multa la tendrá que ejecutar el Juzgado de lo Penal.
    Janssen y Cessio saltaron al albero de Teruel después de que el torero Enrique Ponce matara al primer toro de la tarde durante la corrida homenaje a Víctor Barrio, que falleció por una cornada el 9 de julio de 2016. Los dos animalistas llevaban pancartas en las que ponía “Tauromaquia Tortura Animal” y el torso al descubierto con la frase “No más tortura”. Ambos corrieron durante algún tiempo por el ruedo hasta que fueron inmovilizados por varios aficionados que saltaron a la arena con algunos golpes y empujones, como se aprecia en los vídeos que circulan por las redes.
    Finalmente, la Policía Nacional detuvo a ambos hombres, aunque a Cessio lo puso en libertad poco después emplazándole a un juicio rápido el lunes día 10 de julio. El activista holandés permaneció en la Comisaría de Teruel desde ese mismo sábado hasta la mañana del lunes, cuando pasó a disposición judicial ya que tenía una requisitoria de Algeciras para apercibirle sobre el pago de una multa que no había abonado.

    Conformidad con la pena
    La cuantía de la sanción administrativa de Algeciras asciende a 760 euros y fue impuesta  por una “falsa acusación de agredir con el pie a un oficial”, según se recoge en el Facebook de Vegan Strike Group, donde se solicitan donativos para abonar tanto la multa de Algeciras como la de Teruel.
    Tanto el activista holandés como su amigo, que facilitó un domicilio de París tras la detención de Teruel, reconocieron los hechos y mostraron su conformidad con la pena impuesta por el Juzgado número 1 de Teruel, por lo que la condena es firme.

    Peter Janssen aseguró, en conversación telefónica con este periódico, que había presentado una denuncia en la Comisaría de Teruel contra las personas que le habían agredido al saltar al ruedo, y que tuvo que ser atendido en el hospital. Su compañero también fue agredido, según Janssen, y tras su puesta en libertad tuvo que refugiarse en Comisaría.
    Es la primera vez que su acción por desórdenes públicos va más allá de una sanción administrativa. Los hechos se han resuelto en Teruel por la vía penal, lo que supone un cambio considerable en la situación de ambos activistas ante la justicia. Así, la próxima vez que salten a un ruedo, como ya tienen antecedentes penales, están en riesgo de que les caigan penas de prisión en función de cómo se tipifiquen los hechos y tengan que ir a la cárcel sin posibilidad de eludirla.
    Desde Tauroemoción, que es la empresa que gestiona la plaza de Toros de Teruel, indicaron que de momento no han interpuesto denuncia y precisaron que los activistas irrumpieron en mitad del homenaje a Víctor Barrio porque “buscan corridas mediáticas para  salir por la televisión”. Desde la Fundación Toro de Lidia precisaron que incluirán el incidente del pasado sábado en Teruel en el expediente de Peter Janssen, contra quien han presentado una querella por coacciones por la vía penal por al menos 18 saltos en otras tantas plazas de toros de España.
    El 6 de julio, dos días antes de irrumpir en el coso turolense, el holandés saltó en una corrida de rejones durante los Sanfermines, en Pamplona. El animalista comenzó en 2013 su paseíllo por las plazas de toros españolas y, entre otras, ha recorrido las de Badajoz, Córdoba, Salamanca, Mérida, Valladolid, Palma de Mallorca o Madrid.

    Entradas en primera fila
    En Teruel los activistas se alojaron en un hotel ubicado en el polígono y adquirieron entradas de primera fila para la corrida del sábado y pagaron más de 50 euros por cada una. No tuvieron ningún problema para acceder al interior del coso puesto que, aunque al menos Peter Janssen es muy conocido por sus continuos saltos al albero de decenas de plazas de España, en las puertas de los cosos no hay demasiado control. “Hay entradas mucho más baratas”, reconocieron desde la empresa Tauroemoción, “pero ellos compraron las de la barrera para estar más cerca del ruedo y así acceder antes”, añadieron.
    El conocido antitaurino, que está respaldado por la agrupación Vegan Strike Group, declarará como imputado el 18 de septiembre, fecha a la que le emplazó el juez del Juzgado Número 7 de Madrid por la querella pressentada por la Fundación Toro de Lidia. La fecha se conoció hace unas semanas, cuando Janssen se presentó en el juzgado después de varios meses en busca y captura.

    Comparte esta noticia