• La Trans Highlands vuelve a recorrer los pueblos más altos de Teruel

    Los puntos más altos de la Sierra de Gúdar serán este fin de semana los protagonistas de una nueva edición, la cuarta, la carrera de bicicleta de montaña por etapas por los pueblos más altos de  España: La Trans Highlands.
    En su cuarta edición, la carrera ha recortado ligeramente el kilometraje de la segunda jornada, aunque mantiene una cifra exigente de kilómetros por senda y pista, tratando en la media de lo posible excusar los tramos de asfalto y limitándolo a algunos enlaces.
    Como se ha hecho desde la primera edición, el lugar de las salidas y llegadas cambia respecto a años anteriores, lo mismo que el recorrido, que cada año busca nuevas alternativas para multiplicar el disfrute de los competidores, casi en su totalidad de fuera de la provincia.
    De esta forma, la prueba queda estructurada en dos jornadas. La primera, la sabatina, completará 78 kilómetros con un desnivel positivo de 2.700 metros. El domingo los supervivientes completarán 65 kilómetros con un ascenso global de 2.000 metros. Al cabo del fin de semana, aquellos que logren cruzar la línea de meta en Mosqueruela habrán completo 145 kilómetros de montaña en una cota normalmente superior a los 1.500 metros.
    Cerca de medio centenar de valientes han aceptado el desafío y competirán completando las dos etapas que componen la carrera. La salida se dará en Mosqueruela para hacer frente a la etapa reina de la carrera y que, salvo sorpresas, será la que termine siendo decisiva para la clasificación general.
    Desde Mosqueruela los ciclistas afrontarán una subida constante hasta el techo de la provincia: el Pico Villarroya que, con sus 2.020 metros de altitud, será el techo de la prueba.
    Desde allí, el pelotón ya estirado tras el primer esfuerzo, se dirigirá a la localidad de Valdelinares, que ostenta con orgullo el título de ser el pueblo más alto del país. Con un continuo sube y baja, el recorrido llevara a los deportistas hasta Allepuz, una de las puertas de entrada a la comarca de Gúdar Javalambre y que este año pasado estrenaba su primer recorrido balizado de BTT.
    Después, tras pasar por el municipio de Gúdar, los participantes cerrarán la primera jornada en Alcalá de la Selva, donde las bicis son siempre bienvenidas y que ha recibido en varias ocasiones la Vuelta a españa y es sede de la Cicloturista de la Sierra de Gúdar
    El domingo, lo participantes protagonizarán un trepidante descenso en los primeros kilómetros de la jornada para llegar a Linares de Mora desde donde emprenderán un exigente ascenso hasta las puertas del Maestrazgo para visitar Puertomingalvo y completar la segunda y última jornada en Mosqueruela, dando por concluida la cuarta edición de la prueba.
    El año pasado el vencedor fue Roberto Bou (Tomás Bellès Cannondale by Gaes), que actuaba casi como anfitrión, ya que es natural de la Sierra de Gúdar, y empleó un tiempo total de 09:14:05, aventajando al segundo, Alberto Jorques, en más de 75 minutos. No obstante, ni uno ni otro competirán previsiblemente en esta edición.

    Comparte esta noticia