• Los jóvenes de la Concordia muestran su “descontento” por la gestión de la crisis de refugiadosLos jóvenes muestran su “descontento” por la gestión de la crisis de refugiados

    Los jóvenes de la Concordia muestran su “descontento” por la gestión de la crisis de refugiados

    Los 12 estudiantes de Alcañiz, Vinaròs (Castellón) y Tortosa (Tarragona) que participaron el fin de semana en la segunda edición de los Foros de la Concordia Junior mostraron su “descontento” ante el incumplimiento de los cupos de refugiados pactados en el seno de la Unión Europea ante la actual crisis migratoria y exigieron a la clase política que busque soluciones concretas al “drama humanitario” al margen de intereses electorales.

    Amnistía Internacional denunció este fin de semana que España había acogido, hasta el pasado 5 de mayo, sólo a 1.304 refugiados, menos del 10% de la cifra comprometida en 2015 por el Gobierno español hasta el próximo septiembre, de 17.337 refugiados.

    Según los datos de la ONG, Jordania, con el 1,2% del PIB y una población diez veces menor a la de España, acoge a más de 650.000 refugiados.

    Estos datos salieron a la palestra durante el debate que, bajo el tema central Los jóvenes y Europa, mantuvieron el sábado doce alumnos -cuatro por centro- de Bachillerato y ESO de los IES Bajo Aragón de Alcañiz, José Vilaplana de Vinaròs y Joaquín Bau de Tortosa dentro de la segunda edición de los Foros de la Concordia Junior patrocinados por la Asociación Foros de La Concordia de Alcañiz con la intención de promover el espíritu conciliador que en 1412 puso de acuerdo a los diferentes territorios de la Corona de Aragón para elegir rey.

    Los estudiantes exigen sanciones para los países que, como España, incumplen los acuerdos tomados.

    Los jóvenes instan a dar entrada a los refugiados porque son “seres humanos necesitados que han huido de su respectivos países de forma involuntaria” a causa de las guerras, mostrando de esta manera “empatía” porque, aseguraron, “si la situación fuera a la inversa nos gustaría recibir el mismo trato”.

    No obstante, los alumnos consideran que hay que regular su entrada en función del nivel económico, la extensión geográfica y los recursos naturales de cada país. Dicen que también hay que tener en cuenta las posibles enfermedades que puedan traer estas personas de sus lugares de origen, y piden vigilar la entrada de “personas socialmente peligrosas” a la Unión Europea.

    Además, opinan que se debe priorizar la acogida de los refugiados frente a los emigrantes económicos, pues “los primeros no eligen las razones de su partida, su vida está en juego y no pueden esperar”, mientras que “los segundos buscan mejorar su calidad de vida”.
    Los estudiantes consideran que el ejemplo a seguir es el de Canadá porque “en menos tiempo acogió al doble de refugiados que Europa”. Reclaman que los refugiados tengan los mismos derechos y deberes que los ciudadanos de sus países de acogida.

    “Cuerpos especializados”

    Con todo ello, instan a regular la acogida mediante la creación de “cuerpos europeos especializados” que analicen cada caso individual con dos objetivos: atender las necesidades específicas de cada uno y evitar situaciones de riesgo y discriminaciones.

    Además, para dar prioridad a los refugiados frente a los emigrantes económicos, proponen el incremento de las ayudas a los países emisores con el objetivo de evitar su salida del país.

    Por último, para disminuir las situaciones de racismo y fomentar la integración de los acogidos, plantean “educar en la igualdad con campañas de prevención, mediante la convivencia cotidiana y evitando la formación de guetos”.

    La lectura de las conclusiones tuvo lugar el domingo en la sala Juan de Lanuza del castillo calatravo de Alcañiz ante invitados y autoridades. “Tenemos mucho que aprender de las conclusiones presentadas en este histórico lugar”, manifestó el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso, quien resaltó que estos jóvenes “han discrepado pero han llegado a un consenso”.

    El presidente de la Asociación Foros de la Concordia de Alcañiz, Ángel Quílez, dijo que el principal objetivo de estos debates es “fortalecer los lazos de unión y los espacios de concordia, algo que lamentablemente no estamos viendo en los últimos tiempos”.

    Por su parte, el alcalde de Vinaròs, Enric Pla, elogió la voluntad de los jóvenes y les instó a “ser partícipes” de la situación.

    Comparte esta noticia