• Galería de fotos: La Escuela de Música de Teruel se da un baño de masas durante su final de cursoLa Escuela Municipal de Música Antón García Abril-Ciudad de Teruel cierra el curso 2016-17

    Galería de fotos: La Escuela de Música de Teruel se da un baño de masas durante su final de curso

    La versión probablemente más multitudinaria que se ha hecho nunca del Romeo y Julieta de Karina, interpretada al mismo tiempo por más de 200 músicos y otros 200 niños y jóvenes cantando y bailando, cerró el concierto con el que la Escuela Municipal de Música Antón García Abril – Ciudad de Teruel cerró ayer el curso 2016-17, cinco días antes del Día Internacional de la Música.

    Participaron un total de cuatrocientas personas, entre los 220 músicos de la Banda de Música Santa Cecilia, la Banda de la Escuela, la Orquesta Sinfónica y la Orquesta de la Escuela, que en algunos momentos del recital tocaron simultáneamente; el Coro de Santa Cecilia que cantó los temas; los alumnos de Música y Movimiento de 4 a 8 años y los actores del grupo Albishara que realizaron la labor dramática.

    El espectáculo de fin de curso, que estuvo dirigido por Raquel Barrera como maestra de ceremonias en el auditorio del parque Los Fueros – Ricardo Eced, fue una versión  del exitoso músical Me muero por besarte coproducido por la Escuela de Música y Albishara, adaptado y arreglado para que en lugar de representarse con una 20 de músicos y once actores tuvieran cabida las 400 personas participantes.

    Con el título Nos morimos por besarte, la representación fue prácticamente igual que el original, con la historia de los Amantes de Teruel en clave de musical, salpicada por numerosos temas de amor populares de la música española de los últimos 50 años, y con una importante dosis de buen humor.

    Comparte esta noticia