• Méndez de Vigo afirma no tener “constancia” del decreto de subasta de centrales y Gastón tilda las contradicciones del Gobierno de “cachondeo”Gastón ya se reunió con el ministro Nadal el pasado enero

    Méndez de Vigo afirma no tener “constancia” del decreto de subasta de centrales y Gastón tilda las contradicciones del Gobierno de “cachondeo”

    El portavoz del Gobierno de España, Íñigo Méndez de Vigo, afirmó ayer que no tiene “constancia” de que el Gobierno prepare un real decreto para subastar las centrales térmicas de Andorra y Compostilla si Enel, actual propietaria de Endesa, decide proceder a su clausura.

    En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo afirmó que, por la información de que dispone, el Ejecutivo no está elaborando un proyecto de real decreto para subastar las centrales térmicas con el fin de garantizar el suministro y la competitividad en caso de que Enel optase finalmente por cerrarlas en 2020.

    “Desde mi conocimiento, no existe”, pero “no soy la enciclopedia británica”, precisó Méndez de Vigo, quien dijo no tener “constancia” de que exista tal proyecto de real decreto ley, si bien apuntó que consultará al ministro de Energía, Álvaro Nadal, sobre este asunto, que no se trató en el Consejo de Ministros de este viernes.

    En cualquier caso, Méndez de Vigo recordó que Nadal, que presentó un informe sobre la última subasta de renovables en la reunión del Consejo de Ministros, ya se mostró en contra del cierre de las centrales térmicas en distintas localizaciones, como en las provincias de Teruel y León.

    De hecho, en una intervención reciente en el Senado, el ministro llegó a acusar a Enel, principal accionista de Endesa con un 70% de su capital, de “hacer política para los italianos a costa de los consumidores y trabajadores españoles”.

    “Al ser una empresa italiana no le importa, para hacer política de empleo en Italia, crear desempleo en España; y no le importa, para hacer política medioambiental en Italia, hacer política de pérdida de competitividad en España”, acusó el ministro, que subrayó que éste es “el origen del problema” para las centrales térmicas de Endesa que funcionan con mineral autóctono.

    En concreto, Enel confirmó a principios de mes, durante la junta general de accionistas celebrada en Roma, el cierre de ambas centrales el 30 de junio de 2020 si no cambia el actual marco regulatorio.
    En aquella comparecencia en la Cámara Alta, Nadal explicó que estaba trabajando en un decreto ley para ordenar el cierre de las centrales de generación, para cuya aprobación pidió apoyo al PSOE.

    Esta semana, la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, aseguraba que ese decreto ley incluía la posibilidad de subastar las centrales térmicas de Enel en caso de que la italiana optase por su clausura con el objetivo de garantizar el suministro de energía y la competitividad de los precios.

    Le suena a “cachondeo”
    Tras conocer las declaraciones de Méndez de Vigo, la consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, aseguró ante los medios que las dudas que generan los ministros y la consejera de Castilla y León con sus declaraciones contradictorias “suenan ya a cachondeo con el territorio”, por lo que exigió que “no jueguen con las incertidumbres y la preocupación” de las cuencas mineras y sus gentes.

    La consejera recordó que el próximo miércoles mantendrá una reunión con el ministro de Energía, de quien pretende obtener “la certeza de cuál es la voluntad del Gobierno de Rajoy; ¿quieren o no quieren que la central térmica de Andorra continúe con su vida más allá del 30 de junio de 2020, o quieren que cierre?, se preguntó.

    Además, “como se supone que ese decreto ley estaba elaborado, quiero conocer de primera mano su contenido” para contrastar lo que dijo Del Olmo. Por tanto, “sería un detalle por parte del ministro que me entregara el borrador de ese decreto ley”, que por otra parte “no creemos que sirva para nada, de antemano”.

    “Nosotros queremos que esa voluntad de que la central de Andorra continúe más allá del 30 de junio de 2020, si es que la tienen, se manifieste yendo a Bruselas, como les estamos diciendo, solicitando autorización para ser declarada como reserva estratégica”, indicó la consejera.

    En cuanto a la hipotética subasta de centrales, Gastón reiteró que le parecería “muy extraño” que se articulara esta medida, con la que la consejera cree que únicamente se pretende “presionar a la empresa propietaria de la central térmica de Andorra”. Aunque solo hubiera que pagar un euro por hacerse con la instalación -tras una expropiación, en buena lógica-, Gastón recordó que además hay que hacer una inversión de 180 millones de euros para adaptarse a la directiva europea de emisiones.

    Andorra pide al Gobierno que recupere el control público del sector energético

    El Ayuntamiento de Andorra pidió ayer al Gobierno, a través de una moción, que recupere “el control público del sector energético en España por su relevancia social, económica y estratégica”, así “como medida de aprovechamiento racional de los recursos energéticos del país y la redistribución de la riqueza”.

    Además, la propuesta, presentada por IU y aprobada por unanimidad, exige a Enel que realice las inversiones en la central térmica para alargar su periodo de vida útil, cumpliendo así con “los compromisos históricos contraídos históricamente con los trabajadores de Andorra y la comarca minera”, que perdería 4.000 empleos directos, indirectos e inducidos sin su principal actividad económica.

    En otro punto, se reclama al Gobierno un Plan Energético Nacional que sitúe en el año 2050 el horizonte del 100% de energías renovables y autosuficientes. Mientras tanto, piden una alternativa de reindustrialización para las comarcas mineras a través de un plan urgente.

    Apenas hubo debate entre los grupos dada la necesidad local de que se mantenga la central. Desde CHA pidieron visitar poblaciones que “han hecho bien los deberes tras la amenaza del cierre de minas, centrales térmicas o grandes empresas”, e insistir en la conclusión de la Elevación de Aguas del Ebro a Andorra.

    Comparte esta noticia