• Demolida, ladrillo a ladrillo, la primera de las dos viviendas del Muro de Santiago declaradas en ruina

    Demolida, ladrillo a ladrillo, la primera de las dos viviendas del Muro de Santiago declaradas en ruinaLas máquinas trabajan sobre los cascotes de las viviendas arrastradas por el deslizamiento

    Ayer se cumplió un mes desde que el deslizamiento de tierras del cerro de Pui Pinos destruyó una vivienda y dos cocheras del Muro de Santiago, afectó a otras cuatro y supuso el desalojo inicial 57 personas. Esta semana ha comenzado el desmontaje de la casa número 61, que se está desarmando piedra a piedra para que sus propietarios puedan recuperar los efectos personales de mayor valor sentimental. La Plataforma de afectados constituida tras el accidente está satisfecha con la manera en la que se efectúa este trabajo.

    La demolición de esta vivienda, uno de cuyos laterales, y también la parte trasera, desapareció con el desprendimiento de tierra y rocas, terminará a final de la semana que viene. Los enseres personales que se recogen a diario se han trasladado “a una zona segura” para que los propietarios puedan recogerlos, explicó el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Nacho Esparrells. El traslado se realiza de manera puntual, “conforme se va desmontando y se pueden extraer nuevos efectos”.

    (Más información en la edición del 19 de mayo de 2017)

    Comparte esta noticia