• El Servicio de Extinción de Incendios de la DPT incorpora un nuevo vehículoCarlos Sánchez, a la dcha., posa junto al nuevo vehículo, acompañado por personal del Servicio de Extinción de Incendios

    El Servicio de Extinción de Incendios de la DPT incorpora un nuevo vehículo

    El servicio de Prevención y Extinción de incendios de la Diputación Provincial de Teruel cuenta desde ayer con con nuevo vehículo polivalente para actuar en accidentes de tráfico con mayor seguridad y practicidad. Se trata de una Bomba Urbana Ligera (B.U.L.) con todo el equipamiento para realizar excarcelaciones y salvamento de personas accidentadas pero también con un depósito de 2.000 litros de capacidad y un bomba de alta que permite sofocar los incendios que  van aparejados en múltiples ocasiones a este tipo de siniestros.

    El nuevo vehículo es un camión Iveco de 14 toneladas y 250 caballos de potencia con doble cabina con capacidad para 6 personas y caja de cambios automática cumpliendo todos los estándares de seguridad del mercado.

    De esta forma, se evita tener que desplazar al lugar del siniestro dos vehículos de diferentes características: un furgón para excarcelación y una autobomba. “Estos vehículos polivalentes nos permiten mejorar la dotación de nuestros parques y facilitar el trabajo a nuestros bomberos pero sobre todo nos ayudan a reducir los tiempos de respuesta ante los siniestros y facilitar la actuación por cuanto solo se utiliza un vehículo”, explicó el diputado del Servicio de Extinción y Prevención de Incendios, Carlos Sánchez.

    En 2016, los bomberos de la Diputación de Teruel actuaron en 38 accidentes de tráfico aunque la media anual está en torno a los 50 casos.

    Con este ya son dos los vehículos de estas características con que cuenta la Diputación Provincial. La primera Bomba Urbana Ligera se adquirió el pasado año y desde entonces presta sus servicios desde el parque de bomberos de Alcañiz. La nueva estará ubicada en el parque de Teruel capital.

    Sánchez resaltó el compromiso de su departamento por mejorar cada año tanto las condiciones de los trabajadores como el equipamiento y la flota con el fin de mejorar la seguridad y el servicio que se presta al ciudadano. “Para nosotros, -ha dicho Sánchez- es una prioridad porque se trata de un servicio muy sensible que debe dar seguridad y tranquilidad a los turolenses por eso nuestra apuesta por mejorar en la dotación y el equipamiento es decidida”.

    De hecho, el pasado año la Diputación Provincial de Teruel invirtió 409.000 euros en la renovación de la flota del Servicio de Extinción y Prevención de Incendios y la adquisición de equipos de protección individual.

    Comparte esta noticia