• El Plan de Empleo de la Diputación de Teruel aumenta un 25% y propiciará unas 600 contratacionesLuis Carlos Marquesán y Joaquín Juste presentaron el Plan de Empleo en una rueda de prensa

    El Plan de Empleo de la Diputación de Teruel aumenta un 25% y propiciará unas 600 contrataciones

    La Diputación de Teruel (DPT) ha incrementado un 25% en 2017 la dotación económica del Plan de Empleo con respecto al pasado ejercicio. La ampliación de 1,2 a 1,5 millones de euros propiciará la contratación con carácter temporal de unos 600 trabajadores por parte de los Ayuntamientos de la provincia, un centenar más que en 2016.

    El plan fue presentado ayer en rueda de prensa por Luis Carlos Marquesán (PP), vicepresidente segundo de la DPT y delegado de Planes Provinciales, y Joaquín Juste (PP), vicepresidente primero de la institución.

    El objetivo de este programa, creado en 2013 y que cumple su quinta edición, es facilitar la creación de empleo en los municipios para complementar su actividad económica, contribuir con ello a fijar población y, al mismo tiempo, mejorar los pueblos gracias a las obras y servicios que realizan estos trabajadores. “Los ayuntamientos podrán llevar a cabo obras contratando trabajadores para una pequeña brigada, o bien para el mantenimiento de los servicios municipales como pueden ser la atención al público en una oficina de turismo o en las propias dependencias del consistorio”, explicó Marquesán.

    El responsable de Planes Provinciales resaltó el “esfuerzo” realizado por la Diputación para incrementar la dotación de este programa de apoyo a los ayuntamientos, que podría ampliarse aún más, hasta los 3 millones de euros, si prosperan las conversaciones que se mantienen con el Gobierno de Aragón para cofinanciarlo con fondos europeos. “Seguimos haciendo gestiones para que a lo largo de 2017 este millón y medio se pudiera convertir en 3 millones, lo que nos llevaría a tener un 150% más de financiación que en el año 2016”, comentó.

    A la espera de que concluyan estas negociaciones, la DPT ha realizado la convocatoria del plan, cuyos fondos se han distribuido entre todos los municipios de la provincia de acuerdo con un baremo basado en el número de habitantes de cada población.

    Cuantía

    Las subvenciones oscilan entre los 3.031,83 euros asignados a las localidades de hasta 99 habitantes y los 46.993,43 euros que recibirá la capital.

    Para confirmar las aportaciones, los ayuntamientos y entidades locales menores tendrán que presentar solicitudes a la DPT por vía telemática hasta el próximo 22 de mayo, un trámite que ayer ya habían cumplimentado la mayor parte de ellos, salvo una quincena.

    Las subvenciones se destinarán a la contratación de personas desempleadas para la ejecución de obras y servicios de competencia municipal y cubrirán el 100% de los gastos justificados, incluyendo el pago de nóminas, cotizaciones a la Seguridad Social, retenciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) e indemnizaciones por finalización de contratos.

    La financiación podrá aplicarse a contratos realizados entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de este año y el plazo para presentar la justificación de la subvención se extenderá hasta el 16 de octubre. Las bases del plan prevén anticipos del 50% de la subvención para que los ayuntamientos puedan iniciar cuanto antes los trámites de contratación, teniendo en cuenta que, según indicó Marquesán, la experiencia de años anteriores indica que la mayoría de lo empleos se crean entre los meses de mayo y septiembre porque es en este periodo cuando los municipios tienen “más carga de trabajo”.

    El vicepresidente segundo de la Diputación Provincial destacó que el Plan de Empleo “permite a los ayuntamientos la mayor flexibilidad para contratar personal con el perfil profesional que precise y a jornada parcial o completa, en función de sus necesidades concretas”.

    Esta flexibilidad se traduce en una “casuística muy amplia” en las contrataciones realizadas por los consistorios en los años que lleva en funcionamiento el plan, dijo. “Por ejemplo, los pequeños ayuntamientos suelen contratar a los trabajadores a tiempo parcial para tener cubierto todo el verano y se utiliza la figura del peón de cometidos múltiples que permite cubrir muchas de las necesidades que existen en una población”, detalló.

    La selección de los trabajadores corre a cargo de los ayuntamientos, a los que la Diputación pide “criterios objetivos” a la hora de llevarla a cabo. “Lo normal es que acudan al Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) para saber qué vecinos están en desempleo y que realicen una convocatoria para cubrir los puestos”, indicó Marquesán.

    El número tres de la Diputación de Teruel incidió en la importancia de crear empleo en el medio rural para asentar población. “Apostamos por luchar contra la despoblación mediante la generación de puestos de trabajo en aquellos lugares en los que es más difícil lograrlo: los pequeños municipios”, apuntó.

    En esta misma argumentación insistió Joaquín Juste, en su doble condición de vicepresidente primero de la DPT y alcalde de Lidón, un municipio de solo 55 habitantes según el padrón de 2016. “El Plan de Empleo es una gran medida contra la despoblación en los municipios pequeños, que muchas veces no tenemos ni paro pero que podemos atraer a una familia para atender el municipio y a veces incluso para mantener abierto el colegio”, comentó.

    Juste señaló que “está bien” que la despoblación figure en el “discurso político” de todos los partidos, pero lo importante es “hacer cosas” desde las instituciones y el Plan de Empleo “es una medida que funciona”.

    Además de generar puestos de trabajo, dijo, propicia que los pueblos dispongan de trabajadores para atender las necesidades de los vecinos, un gasto que no pueden abordar en solitario pero sí con el apoyo de otras administraciones. “No puedo pagar un alguacil al 100% con el presupuesto del Ayuntamiento de Lidón, pero si recibimos 3.000 euros de la Diputación y otros 3.000 de la Comarca, sí”, concluyó.

    Comparte esta noticia