• La Plataforma valorará si intensifica las protestas tras el varapalo del hospitalLos miembros de la Plataforma en su comparecencia de ayer en las Cortes de Aragón

    La Plataforma valorará si intensifica las protestas tras el varapalo del hospital

    Para hoy mantiene la concentración a las puertas del centro sanitario

    La Plataforma en defensa de los derechos sociales y los servicios públicos no se da por satisfecha con las explicaciones que los grupos parlamentarios dieron ayer durante la comparecencia en las Cortes de Aragón en relación al recorte presupuestario de 9,3 millones que ha sufrido el hospital de Alcañiz. La organización, tan activa y movilizada durante  la legislatura 2011-2015 – cuando el Gobierno PP-PAR impulsó la construcción de un nuevo hospital bajo una fórmula de colaboración público privada que suponía la privatización de servicios no asistenciales- ha perdido presencia en las calles desde que aquel contrato fue revertido -en noviembre de 2015- por el Ejecutivo PSOE-CHA. Ahora, con el calentón tras el recorte presupuestario y lo que parece otro año perdido, vuelven a sonar tambores de guerra.

    Que las movilizaciones que algunos miembros de la Plataforma reclaman se lleven a cabo dependerá de la fuerza que tengan en el seno de la organización aquellos que son más proclives a salir a la calle. Es cierto que en la Plataforma hay ciudadanos anónimos, pero las decisiones han quedado en manos de militantes de Podemos, de Izquierda Unida, del PSOE, de UGT y de CC.OO, que son los miembros más activos en las asambleas. Los más movilizados. Si no hay unanimidad en acrecentar las protestas, éstas se limitarán a la plantada que desde hace dos meses tiene lugar los miércoles a las once de la mañana en la puerta del hospital de Alcañiz y cuyo seguimiento es en cada convocatoria muy reducido.

    En la Comisión de comparecencias ciudadanas, la portavoz de la Plataforma, Isabel Martínez, dijo que se sienten “engañados, menospreciados y estafados” por el recorte, pero quiso quedarse con que lo ocurrido con el Presupuesto ha sido “una equivocación”. Martínez no quiso cargar la culpa en PSOE-CHA ni en Podemos, los partidos que promovieron las enmiendas luego transaccionadas que hicieron desaparecer 9,3 millones desde la partida del hospital.

    Lo que debería haber sido una comparecencia para conocer el estado de la tramitación administrativa del expediente, se replanteó como una regañina a los grupos parlamentarios, a los que se exigió “información veraz y clara” visto que ni Podemos ni PSOE aclaran qué pasó y una vez que otros partidos echan la culpa al Gobierno y a la formación morada de la disminución presupuestaria, cuando a la hora de la verdad todos -menos el PP- terminaron votando en la ponencia a favor de la mayor parte de las enmiendas que habían presentado los de Pablo Echenique: (el PAR apoyó la retirada de 2,5 millones de la partida del hospital de Alcañiz para el Plan de Crónicos, para el programa de la Hepatitis C y el hospital de Teruel, y se abstuvo nada más y nada menos que en el Plan de Alta Tecnología, que le detraía a la obra del hospital 6,7 millones; Ciudadanos votó las tres primeras por importe de 2,5 millones).

    Explicaciones

    La Plataforma pidió “una explicación” del voto y reclamó “voluntad política para construir el hospital”. En un intento de concienciar a los portavoces en Sanidad, la plataforma enseñó imágenes de las instalaciones que ahora atienden a 75.000 personas de la provincia de Teruel. Y así fue como pudieron verse los baños no adaptados, las camas que se levantan todavía con manivela, las camillas que tiene el servicio de urgencias, los rincones que se utilizan como almacén improvisado o las barreras arquitectónicas que ha de superar el empleado que trabaja en el servicio de fotocopiadora y que tiene un 43% de minusvalía reconocida, entre otras cosas.

    La regañina fue casi general. La Plataforma reclamó a Podemos, que sigue hablando de error técnico y de “lectura en diagonal”, “más profesionalidad y más atención” en su actividad parlamentaria, a PSOE y a CHA, partidos que sustentan al Gobierno, “voluntad política” y que dejen de dar “pasos lentos con la tramitación de esta obra”, en la que no acaban “de echar el resto”. Y al PAR y a C’s, cuyas portavoces argumentaron que advirtieron a Podemos durante el Pleno del recorte en la obra del centro sanitario, Martínez les preguntó “por qué entonces votaron a favor de las enmiendas transaccionadas a Podemos”.

    La Plataforma anuncia que continuará como mínimo con las concentraciones a las puertas del hospital y que “estudiará” si las intensifica “bien con manifestaciones, con cortes de carreteras o con lo que sea necesario”, añadió la portavoz. En cualquier caso, será en el seno de la asamblea de la organización donde se tome la decisión de promover nuevas acciones.

    Comparte esta noticia