• CHA es partidaria de dar ayudas públicas a Endesa para invertir en Andorra sólo si promete estabilidadCarbó, Briz, Negredo y Salvador, ayer en la sede de CHA en Andorra

    CHA es partidaria de dar ayudas públicas a Endesa para invertir en Andorra sólo si promete estabilidad

    CHA sólo se mostrará partidaria de que Endesa reciba ayudas públicas para sus inversiones medioambientales en la térmica de Andorra si ello conlleva una viabilidad de la planta a medio plazo, pero no si sólo sirve “para aguantar cinco años más”. La formación política nacionalista aboga por invertir fondos estatales, autonómicos y europeos en proveer de las infraestructuras necesarias en la cuenca minera para hacerla atractiva a proyectos empresariales “alternativos” y “estratégicos” que absorban los puestos de trabajo perdidos por el declive de la minería.
    “No vemos viable plantear ayudas públicas” a la inversión “si la situación de incertidumbre continúa”, explicó ayer en rueda de prensa en Andorra el vicesecretario territorial de CHA-Teruel, José Manuel Salvador, quien, en ese caso, abogó por “estudiar fórmulas de financiación” entre el Gobierno de Aragón, el Gobierno de España y la Unión Europea para implantar proyectos de “economía circular y bajos en carbono”.
    En la misma línea se manifestó el portavoz de CHA en la Diputación de Teruel, Javier Carbó, para quien “la cuenca minera no puede soportar otro fracaso”. “El problema no es que cierren la central, sino que cuando llegue el momento no habremos hecho los deberes con los planes Miner para una transición justa”, manifestó.
    Carbó considera excesivo que el Estado se plantee costear las inversiones en la planta, valoradas en unos 200 millones de euros, por lo que prefiere invertirlos en “infraestructuras suficientes para que las empresas se puedan instalar en la zona”. En su opinión, invertir para que la central apenas funcione unos años “es estar continuamente con el hacha en la cabeza”.
    Carbó propuso potenciar sectores como el turismo, la agroalimentación, la manufactura de productos de la zona -como la minería no energética- o las energías renovables.
    Salvador exigió a las empresas mineras, “sobretodo a Endesa-Enel”, que inviertan en energías renovables aprovechando las vías de evacuación que posee la zona como consecuencia de la actividad de la térmica. Además, puso de manifiesto las necesidades hidráulicas del territorio. “Andorra ha perdido empresas por la falta de agua”, aseguró, por lo que conviene agilizar la segunda fase de la Elevación de Aguas del Ebro.
    También habló Salvador de utilizar el Plan Estratégico de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos para buscar alternativas de desarrollo económico.
    Por su parte, el portavoz de CHA en la Comisión de Industria de las Cortes de Aragón, Gregorio Briz, asumió la “responsabilidad” que tiene el partido como miembro del Ejecutivo autonómico y se comprometió a hacer “lo posible y lo imposible para salvar no solo la central, sino además crear alternativas económicas”. El diputado instó a fomentar “sectores estratégicos” para no depender de empresas externas como Enel, principal accionista de Endesa.
    El portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Andorra, Marco Negredo, instó a “pensar en positivo” y no ser catastrofistas, pues ve el declive del sector minero-eléctrico como “una oportunidad para poder implantar nuevos yacimientos de empleo”.

    Comparte esta noticia