• Sebastián Roa: “Es un error pensar que  lo sustantivo de la novela histórica es la Historia”Sebastián Roa, ayer en Teruel

    Sebastián Roa: “Es un error pensar que lo sustantivo de la novela histórica es la Historia”

    El turolense Sebastián Roa presentó ‘Las cadenas del destino’, que cierra su trilogía sobre la invasión almohade

    El turolense Sebastián Roa presentó ayer en la Feria del Libro y del Cómic de Teruel Las cadenas del destino (Ediciones B), su sexta novela y última de la trilogía almohade, que comprende además La loba de Al-Ándalus (2012) y El ejército de Dios (2015), que se centra en el periodo que abarca desde la invasión almohade hasta la batalla de las Navas de Tolosa.

    – Es su primera visita a la Feria de Teruel y ojalá no sea la última.

    – Ojalá. Que no tuviera Teruel una Feria del Libro era para mirárselo. Yo creo que con un poco de apoyo de las administraciones para que se puedan traer autores de renombre, que atraigan a la gente, es suficiente para que sea un éxito. Si se hace bien, la Feria de Teruel puede llegar a ser importante.

    – Para un editor, un librero o un escritor como usted… ¿realmente las Ferias tienen importancia a nivel de ventas?

    – Sí. Sobre todo invitan a editoriales como aquí. Los libreros son esenciales porque de hecho son ellos quien organizan, pero cuando traes editoriales tienes la oportunidad de ver todo el muestrario completo que tienen, que no sueles poder verlo en una librería. Es muy bueno para la diversidad, y la ausencia de editoriales creo que es el gran defecto de la Feria del Libro de Valencia, por ejemplo.

    – ¿Cómo cierra Las cadenas del destino su trilogía almohade?

    – Empieza a mediados del siglo XII y termina a principios del XIII, la época de la Batallas de Navas de Tolosa, plena época de los Amantes de Teruel. Pero yo la novela histórica me la planteo sobre todo desde el punto de vista literario, no poniendo tanto el acento en el contexto histórico sino en contar historias. Los personajes y las tramas es lo que realmente me importa. Yo creo que la novela histórica española tiene un problema congénito, y es que no hace caso de los aspectos sustantivos de la novela; trama, personajes y reflejar la condición humana. El contexto histórico es muy importante, evidentemente, pero no lo más importante.

    – El contexto histórico de esta trilogía es básicamente el fanatismo religioso de la época…

    – Sí. En ocasiones hay gente que piensa que fue una trifulca entre moros y cristianos y hubo mucho más. También trato de desmitificar la Edad Media como época oscura y miserable, y cuanto te asomas a ella friamente  te das cuenta de que esa época se oscureció después, cuando durante el Recimiento la gente quiso romper con el pasado achacándole todas las desgracias. Pero los fanatismos religiosos extremos, el ataque al erotismo y la religión impuesta como algo irracional no fue en la Edad Media. Esa época tiene más luces de las que nos han enseñado en la escuela.

    – ¿El fanatismo religioso que se vive en la actualidad tiene que ver con nuestro siglo XIII, o son dos cosas diferentes?

    – Hay una distancia temporal considerable pero la base es la misma. Y si te fijas en cómo ha evolucionado el creador del Estado Islámico, al Zarqaui y cómo evolucionó el creador del credo almohade, ibn Tumart, descubres unas bases ideológicas exactamente iguales.

    – ¿Eso, en una novela, no puede acaba siendo una invitación a rechazar al diferente?

    – Bueno… a lo mejor hay gente a la que no le gusta, pero es algo que hay que contar. Hay que contar lo que ocurre desde el prisma de lo que ocurrió y creo que se pueden aprender cosas para el presente. Si eso le molesta a alguien, lo siento pero es lo que hay.

    – ¿Se siente cómodo con la etiqueta de novelista histórico?

    – Cada vez menos, la verdad, por la tradición poco literaria que tiene en España que te he comentado. Tiene un canon que no me atrae, y me gustaría que la novela histórica en España fuera tratada como la novela negra, donde el contexto es importante, pero lo realmente sustantivo es la condición humana. En las presentaciones de novela histórica la gente te pregunta por la historia, como si fueras un profesor, en lugar de hacerlo por los personajes o la coherencia de las tramas, o si ha conseguido emocionarte.

    – ¿En qué proyectos anda metido actualmente?

    – ¡En otra novela histórica! (Risas). Ahora estoy en reposo, porque como Penguin Random House ha comprado Ediciones B estamos un poco a la expectativa, a ver cómo va a funcionar la línea histórica de B, si se va a mantener, que yo creo que sí.

    Mientras tanto ya tengo otra novela en marcha, que está en proceso de revisión, en la que he cambiado de época.

    – ¿Adónde se marcha?

    – A la antiguedad griega… pero ya te digo que el contexto histórico es lo de menos. Lo importante son las historias humanas, porque además se repiten sea cual sea la época.

    Comparte esta noticia