• Ezequiel Álvarez se impone a Mario Andrés en el Premio Promesas de la Alta CocinaMario Andrés (d) con Quique Dacosta tras la celebración del concurso

    Ezequiel Álvarez se impone a Mario Andrés en el Premio Promesas de la Alta Cocina

    El estudiante de la Escuela de Hostelería de Teruel y natural de Mora de Rubielos Mario Andrés hizo una receta perfecta, al igual que la presentación del plato y la explicación al jurado, presidido por Quique Dacosta, pero no logró ganar el V Premio Promesas de la Alta Cocina de Le Cordon Bleu que el jueves se celebró en Madrid y donde el vencedor fue Ezequiel Álvarez, alumno de la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona.
    El turolense estaba muy contento con el resultado de su participación tras concluir la receta de rodaballo ante el jurado. “Me ha salido bien y el resultado lo he sacado en el tiempo que marcaban”, decía ya tras conocer que no era el ganador. Reconoce que estaba un poco nervioso y que le temblaban las manos “algo”, pero sin embargo tuvo más templanza de la que él mismo se esperaba cuando se imaginaba cocinando ante Quique Dacosta, propietario del restaurante que lleva su nombre y que tiene tres estrellas Michelin.
    El jurado lo integraron además Omar Malpartida, chef del restaurante Tiradito, cocinero galardonado por los Premios Metropoli como Mejor Cocinero en progresión; el periodista Carlos Maribona, crítico gastronómico en ABC, y un equipo de dos chefs profesores de Le Cordon Bleu Madrid: Erwan Poudoulec, director técnico de la Escuela, y Carlos Collado, chef profesor de Cocina española.
    En la final, el estudiante de cocina turolense se enfrentó a otros nueve candidatos en una dura prueba de cuatro horas en la que tuvo que elaborar un plato partiendo del rodaballo como ingrediente principal. El objetivo era que el jurado pudiera evaluar la calidad técnica, la originalidad, el sabor, la presentación y la exposición de cada uno de los platos preparados. Andrés compitió con su plato titulado Filetes de rodaballo Dieppoise, ravioli de espinacas y verduras de primavera.
    El ganador Ezequiel Álvarez, y el segundo clasificado Ausiàs Signes recibirán una beca del 100% para estudiar, respectivamente, un diploma valorado en 21.000 euros y un certificado de 7.000 euros  en Cocina, Pastelería o Cocina Española en Le Cordon Bleu Madrid, la escuela de cocina de la Universidad Francisco de Vitoria. Además, la escuela del primer clasificado, la Escuela de Hostelería y Turismo de Girona, ha recibido un premio especial de 1.500 euros para mejora de sus instalaciones y ayudar al mejor desarrollo de los alumnos del centro.
    El Premio Promesas de la alta cocina está dirigido a cocineros de hasta 25 años que cursan su último año de formación de un programa de cocina en alguna escuela española. Cada vez son más las escuelas y centros de toda España que apoyan el Premio presentando a sus alumnos. En palabras del propio Quique Dacosta: “La experiencia ha sido vibrante; se puede medir en la cantidad de energía positiva que transmitían los platos. Al final concursar es nada fácil. No había ninguno al que no le temblara el pulso. Ha sido conmovedor”.

    Comparte esta noticia