• Adif cortará dos meses la vía de tren para quitar por fin las limitaciones de velocidad

    Invertirá 4 millones de euros para actuar desde el 25 de abril en 7 puntos entre Teruel y Barracas

    Adif cortará dos meses la vía de tren para quitar por fin las limitaciones de velocidadUn tren taller realiza trabajos de mantenimiento de la línea hace dos años en el tramo entre Teruel y Barracas

    Adif cortará la línea de tren entre Teruel y Barracas durante algo más de dos meses para quitar por fin las principales limitaciones de velocidad que tiene la vía. La actuación, que fue anunciada hace dos semanas por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, fue confirmada esta semana  por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, que anunció que el corte para realizar las obras comenzará el próximo martes, 25 de abril, por lo que en ese tramo se harán trasbordos en autobús mientras duren los trabajos.

    La inversión que se va a realizar es de aproximadamente 4 millones de euros y consistirá en intervenir en los siete terraplenes que se encuentran en mal estado entre Teruel y Barracas, donde hay limitaciones de velocidad a 20 y 30 kilómetros por hora en un tramo de poco más de 55 kilómetros, lo que impide que los trenes alcancen velocidad.

    Las órdenes de acometer inmediatamente estos trabajos parecen haber emanado directamente desde el Ministerio de Fomento, cuyo titular se viene pronunciando desde finales del año pasado a favor de mejorar esta infraestructura. Así se lo manifestó al responsable de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, en diciembre, y a principios de este mes a la alcaldesa de Teruel pocos días después de la manifiestación a favor del ferrocarril que sacó a la calle a más de 6.000 turolenses el pasado 1 de abril.

    Las limitaciones de velocidad en las que se va a intervenir ahora llevan años y el problema era conocido por Adif sin que interviniera. La única actuación que ha hecho hasta la fecha ha sido limitar cada vez más la velocidad, así como trabajos puntuales de mantenimiento.

    La intervención que se prevé acometer ahora supondrá actuar en los terraplenes de riesgo alto que provocan cuatro limitaciones de velocidad a 20 kilómetros y otras tres a 30. No se aprovechará en cambio el corte para actuar en el defecto de geometría de la vía que existe en un tramo de 50 metros poco antes de llegar al Puerto de Escandón, donde hay otra limitación a 30 kilómetros por hora.

    Adif y Renfe informaron  de forma conjunta que la inversión de 4 millones de euros que se va a acometer “reafirma el compromiso del Ministerio de Fomento para la potenciación de esta línea, para la que se prevé una inversión superior a los 330 millones de euros para la mejora integral de las instalaciones ferroviarias hasta 2020”, según detallaron en un comunicado de prensa.

    Para poder actuar en la plataforma ferroviaria, y dada la complejidad de las operaciones técnicas que se tienen que realizar, la circulación entre Teruel y Barracas se interrumpirá desde las 7 horas del próximo martes día 25 de abril, hasta las 13 horas del viernes 30 de junio.

    La movilidad de los viajeros estará garantizada mediante un servicio alternativo de transporte por carretera en el tramo afectado, mientras que por el resto los trenes seguirán circulando con normalidad.

    Según explicó  Adif, los trabajos que se llevarán a cabo comprenden el tratamiento de 7 terraplenes que están situados entre los puntos kilométricos 133,900 y 189,300, en el tramo Teruel-Barracas y que suman una longitud total de aproximadamente 2,6 km. Cuatro de ellos están situados en el trayecto Mora de Rubielos-Sarrión, dos entre Barracas y Mora de Rubielos y el otro entre Caparrates y Teruel.

    Las mismas fuentes indicaron que de forma previa se adecuarán los caminos de acceso a la zona de obras, se limpiarán los taludes y se harán trabajos complementarios de protección de las comunicaciones ferroviarias existentes. Posteriormente, se levantará el  armamento de vía mediante la retirada de carriles, traviesas y balasto.

    A continuación, se realizarán operaciones de excavación y estabilización de la plataforma, el extendido y compactación del terraplén hasta la cota de coronación y la colocación de geomalla de alta resistencia, que también realizará funciones anticontaminantes aumentando además la capacidad portante del conjunto de estos elementos de la infraestructura. Paralelamente, se ejecutarán elementos complementarios como muretes guardabalasto.

    Para los profanos en la materia, eso quiere decir que en las obras se van a sanear por completo los terraplenes, que son las plataformas sobre las que va la vía, y que por diferentes causas, entre ellas filtraciones, han cedido y provocado los baches en la infraestructura. Esa es la causa de que haya limitaciones de velocidad para pasar sobre ellos.

    Por último, Adif informó de que la última fase consistirá en el montaje de los nuevos elementos de vía con la instalación de carril de 54 kg/m, traviesas monobloc de hormigón y la aportación de balasto. Una vez finalizada su colocación, y mediante maquinaria especializada, se llevarán a cabo las operaciones técnicas de nivelación, perfilado y alineación para garantizar los óptimos parámetros geométricos de la infraestructura.

    Comparte esta noticia