• Tere Nevot, comendadora de Alfambra 2017: “En mi discurso voy a hablar de la mujer, el mundo no irá bien mientras no se la respete”Tere Nevot será nombrada mañana por la tarde Comendadora 2017

    Tere Nevot, comendadora de Alfambra 2017: “En mi discurso voy a hablar de la mujer, el mundo no irá bien mientras no se la respete”

    Tere Nevot es de Alfambra y ha vivido siempre allí. Colabora con la Encomienda casi desde el primer año que se organizó y siempre se ha preguntado porqué el reconocimiento del Comendador había recaído en alguien de fuera. Este año el premio será para ella. Por tirar del carro para hacer todos los trajes y porque el Ayuntamiento sabe que siempre ha estado ahí para lo que haga falta.
    – ¿En qué ha colaborado?
    – El primer año no participé, pero al año siguiente era quinto mi hijo y parte de la familia era de la comisión, así que nos compramos todos los trajes. Yo colaboré con hacer un picoteo en la jaima del Ayuntamiento para que la gente viniera. A partir de ese año participé en todo lo que se hacía. Más tarde comenzamos a hacer la representación y nos dejaban los trajes al Ayuntamiento de Teruel, pero había que llevarlos a la tintorería y era un dineral, así que me ofrecí a coser unos propios.
    – ¿Es costurera?
    – No, aficionada, en mi juventud cosí pero desde que me casé no había cosido. Pero me fijé en libros e internet y empecé a hacerlos con ayuda de varias mujeres más del pueblo, Rosa Nevot, Aurora Escusa, Aurora Yago, Ramona Abril, María Sánchez, Joaquina Castellano, Mª Asunción Fortea y Clementina. Y todas las telas de la Enterrada viva nos las regalaron Justina y María Isabel.
    – Después de los trajes, ¿qué más hicieron?
    – Empezamos con los estandartes y seguimos en ello.
    – ¿Qué ha supuesto este premio para usted?
    – Estoy muy agradecida, ha sido una gran sorpresa porque he colaborado, pero no para recibir nada. Lo he hecho porque es mi pueblo y quiero que funcione bien. Estoy muy agradecida, aunque en mí reconocen la labor de todas. Yo tomé la iniciativa, pero ellas me siguieron. Al principio le dije que no al alcalde, pero mis hijos me animaron a seguir las enseñanzas de mi padre y las que yo les he enseñado a ellos, que es que nadie es más que nosotros, pero tampoco menos.
    – ¿Cómo será su discurso?
    – Me ha llamado mucho la atención al leer los fueros que cuando se cometía una infidelidad en esa época tanto el hombre como la mujer recibían el mismo castigo. Yo voy a hablar de la mujer, mientras no sea respetada el mundo no irá bien, es lamentable lo que está pasando.

    Comparte esta noticia