• Estíbaliz Centeno, miembro de la film commission de Ecuador: “Teruel es uno de los lugares que más puede desarrollarse en turismo cinematográfico”Estíbaliz Centeno en el Parque Perla en Lago Agrio en la amazonía ecuatoriana hace unas semanas

    Estíbaliz Centeno, miembro de la film commission de Ecuador: “Teruel es uno de los lugares que más puede desarrollarse en turismo cinematográfico”

    Estíbaliz Centeno lleva cuatro años trabajando en Ecuador, donde ha desarrollado diversos proyectos junto a su pareja, José Antonio Martín, Maco, en el sector audiovisual. Desde hace algunos meses es asesora del Ministro de Turismo de ese país, Fernando Alvarado, quien la contrató para que creara la film commission del país, que ya están dando sus frutos.
    – ¿Por qué se fueron a Ecuador desde Calamocha, donde trabajaban y vivían?
    – Fuimos a hacer varios formatos para Ecuador TV, varios docushow y un programa de investigación de temas sociopolíticos que se llamó Crudamérica. También hicimos varios proyectos de comunicación política y audiovisual y a raíz de ellos me propusieron llevar a cabo el proyecto de la film commission porque  Ecuador es el único país latinoamericana que la tenía estructurada.
    – ¿Cuál ha sido su papel en la film commission?
    – He participado en todo, desde la elección del equipo hasta la redacción del reglamento, que se aprobó en diciembre de 2016.
    -¿Cómo ha sido el proceso?
    – El ministro de Turismo me encargó la creación de la oficina de filmaciones, que es la que da facilidades y abre la puerta del país a las productoras. No había equipo ni estrategia, y he seleccionado al equipo, establecido las bases y determinado cuáles son los agentes estratégicos que trabajarán con el Ministerio y cómo va a ser la atracción de esas inversiones. Los primeros frutos ya han llegado porque en los próximos meses Sony Music va a grabar un vídeo clip con un artista cuyo nombre no puedo desvelar pero que tendrá gran repercusión.
    – ¿Para qué sirve una film commission?
    – Para conectar lugares con proyectos y cuidar que esos inversores se sientan cómodos, obtengan los permisos de forma rápida y les solucionen cualquier cosa que puedan necesitar. Es una fusión de la promoción del turismo con el sector audiovisual, es una mezcla perfecta que se usa mucho y está dando muchas alegrías a los países que la emplean. La tendencia actual es hacer referencia en el vídeo al lugar donde se ha grabado y eso es una importante promoción turística porque se trata de que determinado territorio aparezca en grandes productos que llegan a mucha gente.
    – ¿Atraer inversiones es el objetivo principal de una film commission?
    – Sí, inversiones extranjeras que llegan al país a través de los rodajes. Una film commission no produce películas, trabaja para la industria que se utiliza en un rodaje y un 60% de esa inversión va a la industria hotelera y el resto a la audiovisual.
    – ¿Queda mucho por hacer en España?
    – España tiene unos  incentivos  muy pequeños si se comparan con otros países. Pese a las pocas ventajas fiscales es uno de los países que más rodajes está atrayendo. Hay comunidades que lo están haciendo muy bien, como Extremadura, que está recibiendo muchos rodajes de alto nivel económico.
    – ¿Y cómo va el tema en Aragón?
    – Desconozco el trabajo, pero acaba de empezar y sería interesante empezar a trabajar en el territorio porque es una industria que va a zonas con poca población y buenos entornos. Considero que Teruel es uno de los lugares que más pueden desarrollarse en este turismo cinematográfico, hay que trabajar con el territorio para que sepan qué ofrecer y, sobre todo, que se lo crean.
    – ¿Qué puede ofrecer Teruel?
    – Teruel tiene muy buenos entornos y sobre todo la exclusividad de esos entornos, que no han salido en producciones internacionales. Es el momento de aprovechar ese gran tirón. España es uno de los sitios que más producción está desarrollando, los grandes productores de series de televisión se han fijado en el país y estamos en el momento idóneo. Hay que ver lo que solicita la industria y ver cómo podemos ser competitivos, pero Teruel debería apostar en este sentido.
    – ¿De qué dinero estamos hablando?
    – La película de Ridley Scott Marte, rodada en 2015, dejó en Canarias y Andalucía 43 millones de euros. Un rodaje suele durar entre tres y tres meses y medio por lo que supone inversiones de alto nivel económico en un periodo muy corto de tiempo. Un territorio debe de tener conciencia de los beneficios que da y lo que debe aportar.
    – ¿Y qué debe ofrecer un territorio?
    – Una industria hotelera consciente de las necesidades que tienen durante el rodaje, buena logística y buenas comunicaciones.
    – Estíbaliz, ¿se plantea volver a España?
    – Sí, mi familia ya está aquí y yo estoy de un lado para otro porque tenemos todavía muchas cosas pendientes allá. Tenemos varias vías de negocio aquí y, aunque de momento hemos vuelto a Calamocha, posiblemente nos establezcamos en Madrid por cuestiones de trabajo.

    Comparte esta noticia