• Bezas recupera la explotación de la resina de forma permanenteTrabajos de corta y retirada de pinos para la limpieza del monte donde se va a explotar la resina en el término de Bezas

    Bezas recupera la explotación de la resina de forma permanente

    La localidad de Bezas recupera la explotación de la resina de forma permanente. En 2015 se finalizó un estudio por parte de la DGA para ver la viabilidad de la vuelta de la explotación de la resina. Una familia ha iniciado los trabajos de limpieza del monte y desroñe de 2.500 pinos. El precio de la resina para la presente campaña, que terminará en octubre, es de 0,95 euros por kilogramo puesta en fábrica, Cuenca.
    Manuel Ortega Garzarán, que ejecutó el estudio para la Diputación General de Aragón finalizado en 2015 para ver la viabilidad de la vuelta a la explotación de la resina en los pinares del Rodeno, es quien se ha decidido a explotar y trabajar la resina de forma permanente.
    Manuel Ortega señaló que nunca había abandonado el proyecto y que en estos dos años ha estado gestionando la concesión por parte de las Administraciones, Ayuntamiento de Bezas y Diputación General de Aragón, de un área de monte llana para explotar la resina de 2.500 pinos.
    Ortega, que tiene la empresa familiar Rodemax S.C., dijo que una vez conseguido los permisos había iniciado los trabajos de preparación del monte y de desroñe de los pinos, quitar la corteza para luego poder sangrarlos y sacar la resina.
    En este punto, Manuel Ortega subrayó la importancia de tener los montes limpios para poder explotar la resina de los pinos. “Antes cuando se explotaba la resina en esta zona los resineros tenían los montes bien limpios para poder entrar y trabajar. Ahora los montes no están limpios”, lamentó.
    El promotor de la explotación de la resina en los pinares de Bezas reseñó que era muy importante contar con un terreno llano y buenos pinos para poder resinar y que se lo habían concedido cerca del paraje de El Corral del Hoyo. “Es una zona escogida”, comentó.
    En el acuerdo alcanzado con la Administración, Manuel Ortega se encarga de tirar los pinos marcados por los técnicos de la Diputación General de Aragón y retirarlos para la venta de madera. La limpieza del monte queda a cargo de las cuadrillas forestales. Los técnicos de la Administración autonómica también han marcado los 2.500 pinos sobre los que se va a resinar.
    Manuel Ortega dijo que tras la retirada y limpieza del monte se empieza la campaña de la resina que durará hasta octubre. “En mayo se picarán los pinos para obtener la resina”, avanzó.
    El precio de la resina para esta campaña es de 0,95 euros el kilogramo puesta en fábrica, en Cuenca. En la última campaña el precio que tuvo el kilogramo de resina fue de 0,98 euros.
    Manuel Ortega indicó que la explotación de la resina la ve como un complemento a su actividad forestal y que le viene bien, ya que en verano es cuando menos faena tiene. “Este trabajo lo tengo como un complemento y que viene bien porque se hace sobre todo en verano, que es cuando menos trabajo se tiene. Además la ventaja que tengo es que los pinos están en Bezas, por lo que evito desplazamientos largos. Estoy en casa”.
    En esta línea, Manuel Ortega confió en sacar dos kilos de resina por pino, una cantidad que está lejos de la extracción de resina que se hace en otras zonas resineras de España, caso de Castilla y León en las provincias de Segovia y Soria, que extraen 4 kilogramos por pino. “Allí viven de la resina, aquí va a ser un complemento”, informó.

    Comparte esta noticia