• Condenan a un total de 30 años de cárcel a los detenidos en la operación Ruletón

    La Guardia Civil desarticuló a este grupo dedicado a la venta de drogas en la Navidad de 2015

    Condenan a un total de 30 años de cárcel a los detenidos en la operación RuletónVarios de los acusados acceden a la sala de vistas de la Audiencia Provincial una vez alcanzada la conformidad

    A un total de 30 años de prisión han sido condenadas las catorce personas detenidas entre finales del año 2015 y principios del 2016 acusadas de delitos contra la salud pública en la operación Ruletón, que llevó a cabo la Guardia Civil y que permitió desarticular en plenas navidades varios puntos de venta de drogas en Teruel y Calamocha. Las detenciones se ampliaron días después a Zaragoza y Valencia.

    El juicio contra los implicados, de nacionalidad dominicana, española y colombiana, estaba señalado para el lunes en la Audiencia Provincial aunque no llegó a celebrarse al producirse un acuerdo de conformidad entre las partes con el ministerio público, que redujo prácticamente a la mitad las penas de cárcel que solicitaba inicialmente, de 59 años en total a 30.

    La vista oral había sido señalada para juzgar a quince personas, aunque una de ellas no se personó al encontrarse muy enferma y estar ingresada en el hospital, por lo que se acordó la suspención del juicio en ese caso concreto. Con el resto se llegó a un acuerdo de conformidad en el que el ministerio público apreció en algunos casos la atenuante por drogadicción y en otros por colaboración con la justicia.

    Aunque varios de ellos ingresaron en prisión provisional tras su detención, hasta ahora solo uno permanecía en la cárcel, sobre el que la Fiscalía pidió su puesta en libertad preventiva. El ministerio público también solicitó  la expulsión para los extranjeros condenados

    El grupo se dedicaba a la venta al menudeo en las localidades de Teruel y Valencia una vez adquirida la droga en Madrid. En los distintos registros que se hicieron, la Guardia Civil encontró las sustancias estupefacientes intervenidas en diferentes dependencias de las casas.

    Las penas que aceptaron, y por lo que no fue preciso celebrar la vista al reconocer los hechos, oscilan entre los 3 años y 6 meses los que más, a un año y medio de cárcel el que menos, además de varias multas que también se vieron reducidas.

    La operación Ruletón, a cargo de la Guardia Civil de Teruel, se inició en la primavera de 2015 y las primeras detenciones se produjeron a finales de ese año en plenas fechas navideñas en Teruel y Calamocha, ampliándose días después a Zaragoza, Paterna y Valencia. En total se produjeron 15 detenciones, que son los acusados cuyo juicio se había señalado para el lunes, aunque uno no pudo comparecer al encontrarse enfermo.

    Según informó en su día la benemérita, en la operación Ruletón se incautaron 650 gramos de cocaína, 178 de hachís y 1.450 de sustancia para corte, además de 21.867 euros, un vehículo de alta gama, una prensa y básculas para el tratamiento de la droga, varios teléfonos móviles y joyería. En total se desarticularon siete puntos de venta de sustancias estupefacientes.

    La operación saltó a la luz pública cuando pocos días antes de Navidad se empezaron a producir las detenciones, algunas de ellas en el barrio turolense de San Julián con un amplio despliegue policial con guardias civiles con pasamontañas y armados que cerraron los accesos de la calle San Antonio, que alertó a los vecinos hasta que se supo que era una operación contra el tráfico de drogas.

    Dos días después los detenidos fueron puestos a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel, que procedió en algunos casos a enviarlos a prisión preventiva.

    Según informó en su día el instituto armado tras las detenciones, las investigaciones sobre este grupo se habían iniciado siete meses antes cuando la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Teruel tuvo conocimiento de que varios individuos se estaban dedicando a la venta de drogas al menudeo en Teruel y Calamocha.

    Las detenciones no finalizaron entonces sino que días después hubo más en Zaragoza y Valencia. Además, la operación permitió abrir otras líneas de investigación que llevaron a la desarticulación de otros grupos dedicados a la venta de narcóticos.

    Comparte esta noticia