• “Tenemos que intentar que  el ferrocarril sea algo de Utrillas, símbolo del pueblo”Adrián Baquero, maquinista. Miembro de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía

    “Tenemos que intentar que el ferrocarril sea algo de Utrillas, símbolo del pueblo”

    Adrían Baquero es un joven profesor de filosofía de 29 años en un Instituto de Enseñanza Secundaria de Zaragoza, pero también es maquinista y miembro de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía, AZAFT. El pasado sábado fue el maquinista de llevar la emblemática Hulla, 1903, con la reapertura del tren turístico del Parque Temático de la Minería de Utrillas.
    -¿Qué es la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía?
    -Es una asociación que se dedica a preservar vehículos ferroviarios, repararlos, restaurarlos y hacer viajes con ellos. Son vehículos históricos. Normalmente viajamos por vías de Renfe. Tenemos en Zaragoza nuestros trenes de vías de Renfe pero luego aquí hacemos otro tipo de proyectos, en otro entorno. En Utrillas estamos con el ferrocarril de vía estrecha.
    -¿Cómo fue su implicación con el tren minero turístico de Utrillas?
    -Mi abuelo era ferroviario en Minas y Ferrocarriles de Utrillas. Era fogonero en las locomotoras de vapor de Utrillas. Entonces siempre he tenido un cariño especial a este pueblo, a la compañía MFU. Cuando entré en la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía se estaba restaurando la locomotora uno, la Hulla, que se restauró en Zaragoza para el anterior Ayuntamiento de Utrillas y empecé a trabajar y me quedé fijo.
    -¿Cuál es su función actualmente en Utrillas?
    -Ahora mismo soy maquinista de la locomotora. Soy uno de los tres maquinistas que estamos aquí. Normalmente venimos el día de antes del encendido de la locomotora. La preparamos  con el carbón, el agua. Hacemos labores de mantenimiento. Aseguramos que la locomotora esté preparada para circular al día siguiente. Al otro día bien de mañana hacemos labores de limpieza, de engrase, etc. para poder realizar el servicio.
    -¿Cómo ve el proyecto del tren turístico minero de Utrillas?
    -A nivel europeo es una joya. Este tipo de parque ferroviarios en otros lugares de Europa, en Alemania, Suiza, son más comunes. Llevan muchos años trabajando. Tenemos contacto con algunos parques de vapor de Holanda, que llevan desde el año 62 funcionando. Aquí en el 62 estaba la Hulla estaba en servicio. En España el proyecto no es común. Somos pioneros. Se pueden contar con los dedos en las manos los parques de vapor que hay en España. En Madrid hay uno. Está el Museo Vasco, el de Gijón, pero son casos aislados y el de Utrillas ahora mismo es un referente. Es un proyecto del Ayuntamiento que lleva años en ello y estamos colaborando los voluntarios.
    -¿Qué idea aportaría para que este parque minero tuviera más proyección?
    -Para nosotros la idea básica de la asociación es que el tren minero llegue hasta bajo, hasta el casco urbano, el museo, que es el proyecto que se planteó originalmente. Sería recorrer la antigua traza del ferrocarril minero para comunicar el Museo de Utrillas con el Pozo de Santa Bárbara. Ahora tenemos dos kilómetros de vía, que se acaba a mitad de camino. Lo que queremos es que se recupere la antigua traza del ferrocarril.  El ferrocarril original tendría 8 kilómetros y aquí recuperaríamos de 3,5 a 4 kilómetros con la traza original y unir a los dos museos.
    -¿Cuántos miembros tiene la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía?
    -Somos más de 200 socios, pero los que estamos implicados en los trabajos de restauración somos bastante menos. Aquí venimos unas 10 personas de media. Según los que estamos movemos más trabajo o menos. El número total de voluntarios somos unos 20, pero no venimos todos a la vez.
    -¿Hay en esta asociación algún miembro de Utrillas?
    -En la de Zaragoza no. Pero hay otra asociación que tiene otra función, que es la de trabajar con el entorno minero, explicar el pozo y aquí sí que hay gente. Hay algún joven que nos viene a echar una mano, pero no tenemos gente fija de Utrillas. Hay que tener en cuenta que aquí en Utrillas no ha habido ferrocarril. En Zaragoza hay mucha gente joven, pero que es que en Zaragoza hay mucho contacto con el ferrocarril. Realizamos viajes. Aquí los jóvenes no tienen cultura del ferrocarril, porque no había ferrocarril. Ahora tenemos que intentar que el ferrocarril sea algo de Utrillas, como símbolo del pueblo, que se identifiquen con ello y sobre todo gente joven para asegurar el futuro. Todos los socios somos voluntarios.
    Por otro lado, también AZAFT está colaborando con el taller de empleo de Utrillas, que está restaurando la locomotora 31. Se da asesoramiento técnico al taller de empleo. Estamos dirigiendo el tema de restauración aprovechando la experiencia que tenemos con otras locomotoras, como la Hulla. Queremos que la locomotora 31 ande pronto y también queremos que la vía baje hasta el casco urbano de Utrillas.

    Comparte esta noticia