• La caravana por el agua pública ve preocupación en el medio rural por el impuesto del ICA

    La caravana por el agua pública ve preocupación en el medio rural por el impuesto del ICA

    La Rapa llega a Teruel con el mensaje de esclarecer lo ocurrido con las depuradoras

    La caravana de la Red de Agua Pública de Aragón (Rapa), que está recorriendo toda la Comunidad Autónoma desde el pasado 9 de marzo, llegó el domingo a Teruel capital y sus integrantes aseguraron que están viendo preocupación en el medio rural por el Impuesto de Contaminación del Agua (ICA). Este movimiento ciudadano quiere que se esclarezca lo ocurrido con el Plan de Saneamiento de Aragón y la depuración de las aguas que se está haciendo en la región, mucho más costosa que en otros territorios.

    Las políticas públicas en materia de depuración de aguas desde principios de siglo no están nada claras, y la Rapa está recorriendo los municipios aragoneses para que la gente lo sepa y exija claridad. El domingo estuvieron en Albarracín, Teruel capital, Mora y Monreal del Campo, de donde salieron el lunes en bicicleta en dirección a la provincia de Zaragoza.

    La caravana está dando a conocer lo que ha pasado con el ICA y el plan de saneamiento, a la vez que exige la realización de una auditoría, que no se cobre el impuesto a los pueblos “estafados”, que se rescindan los contratos para hacer depuradoras que no se han hecho, y que se reelabore el plan de depuración de forma participativa.

    Aseguran que el coste de depuración de aguas en Aragón es mucho más costoso que en otros territorios porque las depuradoras están sobredimensionadas, y que eso se está pagando con el ICA a la vez que se está sancionando a los pueblos.

    El secretario de la Rapa, Enrique Gracia, explicó en Teruel que están percibiendo una buena acogida y “mucha preocupación en el medio rural”.

    La caravana, en la que participan ocho ciclistas de forma permanente y a los que se va sumando gente de forma puntual en cada etapa, culminará el próximo domingo día 26 en Zaragoza con una concentración ciudadana a las 12:30 horas en la plaza del Pilar.

    Gracia comentó que esta caravana y la concentración de Zaragoza van a ser el aldabonazo para exigir una reforma de la Ley de aguas y ríos de Aragón con el fin de que se devuelvan las competencias de depuración de aguas a los ayuntamientos que así lo quieran para buscar soluciones más eficientes. Además, consideró que parte del impuesto debería revertir a los propios ayuntamientos para que puedan desarrollar sus propios sistemas.

    A través de esta iniciativa ciudadana también se pide que los contratos del plan de saneamiento que se han incumplido se deroguen para buscar otras fórmulas. Piden en este sentido que se investigue toda la trayectoria del funcionamiento del plan de saneamiento y que se esclarezca  qué ha pasado, depurando responsabilidades si las hubiera. La caravana está recorriendo 2.000 kilómetros por todo Aragón, de ellos 1.200 en bicicleta.

    Comparte esta noticia