• BOLLIGANDO

    Por Mari Cruz Aguilar

    #CierraUnicef

    Unicef lanzó el martes el hashtag #cierraUNICEF a través de las redes sociales y al acceder a su página web aparecía un error. La vistosa campaña busca recabar apoyos usando el “¿qué pasaría si…?” para concienciar a la gente de la importancia de su existencia. Sin embargo, como decían muchos tuiteros, entre las respuestas y los mensajes lanzados sobre la supuesta noticia hay mucho postureo y buena parte de los que ponen el grito en el cielo nunca han aportado un euro a la causa.

    Tengo que reconocer que la campaña #cierraUNICEF es algo que yo he pensado muchas veces sobre Diario de Teruel. Primero de todo quiero aclarar que mi intención no es en ningún momento comparar la labor de Unicef con la nuestra, tanta presuntuosidad aún no tengo.  Dicho esto, vuelvo a lo nuestro. Muy pocos se dan cuenta de la labor que hacemos porque como siempre estamos ahí… Es difícil trabajar siempre pendiendo de un hilo, siempre pendiente de gente que cuestiona lo que haces y no me refiero solo a los trolls de internet.

    Me consta que en el medio rural turolense nos aprecian. Entre otras cosas porque somos los únicos que sacamos reportajes e informaciones de lugares que han pisado muy pocos periodistas ajenos a Diario de Teruel. Cuando los alcaldes tienen un problema nos llaman a nosotros porque saben que estamos ahí para atenderles, para buscar un titular que plasme sus inquietudes y, a ser posible, les ayude a obtener ese dinero que necesitan para poner en orden sus acequias, llenar su escuela o, simplemente, atraer turistas.

    También en la ciudad somos muy queridos y hasta la redacción se dirigen a diario instituciones públicas, colegios y asociaciones de todo tipo, desde las de padres hasta las culturales. Sin embargo y, lamentablemente, en muchos casos ese aprecio no se traduce en un apoyo para que podamos hacer nuestro trabajo en forma de suscripción al diario o en anuncio publicitario. Al final, todo se reduce a dinero y estamos hablando de colectivos y Ayuntamientos con pocos recursos pero ¿y si un día no encontraran en el kiosco su Diario de Teruel?

    Comparte esta noticia