• La Guardia Civil sorprende en Cella a una persona buscando restos arqueológicos con un detector de metalesEl detector usado y las monedas recuperadas

    La Guardia Civil sorprende en Cella a una persona buscando restos arqueológicos con un detector de metales

    El pasado día 27 de febrero agentes de la Guardia Civil localizaron a una persona en la localidad de Cella usando un detector de metales con el que había hallado 10 monedas antiguas.

    Los agentes del Puesto de Cella sorprendieron en la localidad de Cella a una persona que hacía prospecciones con un detector de metales careciendo de la autorización necesaria de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón. En su poder tenía 14 objetos metálicos que había encontrado, 10 de ellos eran monedas antiguas.

    En ese momento se procedió a la aprehensión del detector de metales y del material extraído que fueron entregados en Área de Patrimonio de la DGA, cuyos especialistas informaron que posiblemente algunas de las monedas intervenidas sean de origen íbero y romano. Una vez se concluyan los estudios correspondientes serán entregadas al Museo Provincial de Teruel.

    Búsqueda de restos arqueológicos con detectores de metales

    La utilización de detectores de metales que permitan localizar restos arqueológicos se regula en Aragón por Ley 3/1999, de 10 de marzo, sobre el patrimonio cultural aragonés. Entre los requisitos para su utilización, establece los siguientes:

    Su uso debe ser previamente autorizado por la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón.

    Al detectar la presencia de restos arqueológicos, la persona autorizada debe suspender de inmediato el uso o actividad autorizados, se abstendrá de realizar remoción del terreno o intervención de cualquier otra naturaleza y estará obligada a poner en conocimiento tal hallazgo en las siguientes 24 horas a la propia Dirección General de Patrimonio o bien a la dependencia más próxima de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

    Comparte esta noticia