• El Simposio Internacional de Mudejarismo hará un guiño al amorInterior de la torre mudéjar del Salvador. Bykofoto

    El Simposio Internacional de Mudejarismo hará un guiño al amor

    La ciudad de Teruel vive actualmente una doble efeméride muy destacada que está siendo motivo de celebración y desarrollo de multitud de actividades dedicadas a poner en relieve ambos acontecimientos. Por un lado se cumple el ochocientos aniversario de la Historia de Los Amantes de Teruel, que se conmemora durante todo el año 2017. Por otro, hace escasos meses que se celebró el trigésimo aniversario de la declaración del mudéjar turolense como Patrimonio de la Humanidad.

    Como una de las principales líneas de actuación del Centro de Estudios Mudéjares (CEM), perteneciente al Instituto de Estudios Turolenses (IET), se pone en marcha una vez más el Simposio Internacional de Mudejarismo. La que constituye la decimocuarta edición de esta cita de marcado carácter científico se celebrará en Teruel del 5 al 7 de octubre y versará sobre “La vida cotidiana, amor y muerte en el mundo mudéjar y morisco”, tal y como dieron a conocer la diputada delegada del IET, Emma Buj, el director de dicho organismo, Juan Félix Royo, y el máximo responsable del CEM, Antonio Pérez.

    El Simposio abordará la relación existente entre la historia de amor y el mudéjar, poniendo como ejemplo la iglesia de San Pedro y la tradición de los Amantes. Se trata, en palabras de la diputada provincial, “de dos de las principales señas de identidad de nuestra ciudad”, que en esta cita científica “se van a analizar desde una perspectiva nunca abordada hasta la fecha y que va a servir para profundizar en el conocimiento de un estilo artístico esencial en nuestra ciudad y provincia”.

    Durante las tres jornadas del Simposio, reconocidos profesionales e investigadores en la materia van a discurrir por Teruel para abordar el mudéjar desde muy distintos prismas. Así, se dará paso al programa desarrollado a través de diferentes secciones en las que se ahondará en la vida mudéjar y morisca (con Manuel Ruzafa García), la cultura material (Francisco Javier Moreno Díaz del Campo), los testimonios escritos (María Jesús Viguera Molins) o el sistema de trabajo mudéjar (Pilar Mogollón Cano-Cortés), entre otros. A ello hay que añadir el seminario impartido por Elena Díez Jorge, dedicado a las casas y estancias domésticas en aquellos años.

    Este programa pone de manifiesto, según Emma Buj, “que el Centro de Estudios Mudéjares es por méritos propios el principal dinamizador en la investigación de ese importante movimiento”, lo que se traduce en “ayudas a la investigación, organización de congresos como el que hoy presentamos y edición de publicaciones”. “Hoy el mudéjar es más conocido y reconocido gracias a esa labor”, ha resaltado la diputada provincial.

    Asimismo, el director del IET aprovechó la presentación del Simposio para mostrar públicamente su “apoyo a la labor desarrollada por el CEM”, que se caracteriza por “poner el foco en un período trascendental en nuestra historia y por poner en marcha iniciativas que sirven para profundizar en una materia sobre la que aún nos queda mucho que conocer”.

    Junto a ellos, Antonio Pérez explicó que “cada tres años los investigadores de la sociedad mudéjar y morisca tienen una cita en Teruel para aportar nuevos datos y reflexiones sobre un importante período de la historia de quienes ocupaban la Península Ibérica tras haber estado en poder del Islam”. En ese sentido, también recalcó que el mismo año en el que se conmemora la efeméride relativa a una historia que es también santo y seña de Teruel, “parecía oportuno encontrar temas que, tratados de manera científica, se acercaran a los símbolos e identidades de nuestra tradición”.

    Desarrollo del simposio

    Además de las cuatro secciones de temática ya definida, el simposio también está abierto a la presentación hasta el próximo 15 de mayo de diferentes comunicaciones sobre la temática de las ponencias o sobre el mudéjar en general, que en este último caso estarían incluidas en aquella sección de contenido libre para este tipo de investigaciones. Para ello, los participantes deberán remitir un resumen, de un folio de extensión, en el que se justifique el interés de la propuesta y las aportaciones para el conocimiento de este área de estudio, incluyendo la bibliografía básica sobre el tema. Los que reciban la valoración positiva deberán entregar el texto íntegro de la comunicación antes del 8 de septiembre en papel y en formato electrónico, con una extensión máxima de quince folios.

    Las inscripciones ya se encuentran abiertas hasta el propio inicio del Simposio, para lo que se ha fijado una cuota general de 70 euros y otra reducida de 30 euros para estudiantes y desempleados, dando derecho a participar en las sesiones científicas, en los actos programados y a recibir las actas del Simposio. Todo ello debe gestionarse a través de la secretaría del Centro de Estudios Mudéjares (calle Amantes 15, 2º, 44001 de Teruel), por vía telefónica en dicho organismo (978 61 78 60) o mediante correo electrónico (ieturolenses@dpteruel.es).

    Asimismo, la organización facilitará el alojamiento a ponentes y comunicantes mediante ayudas o conciertos con hoteles, además de suministrar toda la información al respecto a los inscritos en el Simposio.

    Comparte esta noticia