• PLD Space reanuda los ensayos de su motor cohete en el aeropuerto de Teruel

    PLD Space reanuda los ensayos de su motor cohete en el aeropuerto de TeruelRaúl Verdú, cofundador de PLD Space, durante su participación ayer en las VI Jornadas de ADE en el Campus de Teruel

    Ensayo realizado el pasado martes en la planta del aeropuerto de Teruel. PLD
    Ensayo realizado el pasado martes en la planta del aeropuerto de Teruel. PLD

    PLD Space ha reanudado esta semana los ensayos para el desarollo de su motor cohete reutilizable de combustible líquido en el aeropuerto de Teruel, tras la renovación de su banco de pruebas con el objetivo de poder aumentar la potencia y la duración de las demostraciones. El ingeniero Raúl Verdú, cofundador de esta empresa con sede en Elche (Alicante), ofreció ayer una conferencia en el Campus de Teruel de la Universidad de Zaragoza, dentro de la programación de las VI Jornadas de Administración y Dirección de Empresas (ADE) Acercando la Empresa a la Universidad. A la pregunta que planteaba en su charla, ¿Es el espacio un negocio?, respondió categóricamente que sí, porque “ha pasado de relacionarse con Star Wars, la ciencia ficción, las misiones a la Luna o a Marte y el desarrollo militar a convertirse en un espacio comercial que ha abierto muchas oportunidades de negocio”. En este momento de transformación, un grupo de emprendedores de los que forma parte se embarcó en 2011 en la creación de PLD Space, que en poco más de cinco años ha conseguido introducirse en un mercado con muy pocos operadores en el mundo y que tradicionalmente estaba limitado a grandes consorcios. Pequeños satélites Su objetivo es “introducir en el mercado nacional la capacidad de disponer de motores cohete” destinados al lanzamiento de pequeños satélites, de hasta cien kilos de peso, con aplicaciones muy amplias que van desde la investigación a la observación meteorológica o las telecomunicaciones. En 2014 instalaron un banco de ensayos en el aeropuerto de Teruel, donde sus primeros prototipos superaron con éxito los primeros tests. Siguiendo el lema de la compañía, Paulatim ergo certere -lento pero seguro-, en el último año han modificado esa instalación y acaban de iniciar las pruebas de un motor más avanzado, con mayor potencia. El pasado martes llevaron a cabo con éxito el primer ensayo. “Volvemos a encender motores y retomamos la actividad en Teruel. En este primer ensayo encendimos el motor durante unos 5 segundos y en el siguiente, que preparamos para los próximos meses, conseguiremos encenderlo durante 30 segundos”, indicó Verdú, quien aclaró que se trata de “una tarea muy compleja a nivel técnico y que entraña mucho riesgo tecnológico”. Antes de dar el paso de encender “un segundo más”, señaló “hay que asegurarse de que todo va a funcionar correctamente”. De forma paralela, el equipo de PLD Space, que ya tiene una plantilla de más de veinte personas, la mayoría de alta cualificación, avanza en el diseño de un nuevo banco de ensayos que permitirá probar cohetes completos en posición vertical. “Nuestra pretensión es que antes de que acabe el año la instalación esté funcionando”, comentó. El objetivo de la compañía es realizar el primer lanzamiento de su lanzador suborbital Arion 1 a finales de 2018 desde la base de El Arenosillo, en Huelva.

    Comparte esta noticia