• Play Store, así ha cambiado la tienda de aplicaciones de Android

    Play Store, así ha cambiado la tienda de aplicaciones de Android

     y preferencias La tienda oficial de Android, ha cambiado mucho desde que se estrenó. Ahora se ha convertido en un marketplace tan importante como su competencia; Apple Store.

    Desde que el sistema operativo para móviles de Google echó a andar hasta ahora, las cosas han cambiado tanto que casi podemos hablar de dos sistemas totalmente diferentes. Sin embargo, hay un punto que siempre ha acompañado a cada versión. De hecho, sin este programa podríamos decir que los usuarios estaríamos perdidos. Nos referimos a la Google Play Store que nos permite instalar y gestionar todas nuestras aplicaciones, así como mirar otras nuevas que nos pueden ser de ayuda. Veamos cómo ha evolucionado la tienda de aplicaciones de Android.

    Los comienzos: Android Market

    En realidad, el tiempo que ha pasado desde que salió la primera versión de la tienda hasta hoy, que es posible acceder a Play Store en Español y elegir entre cientos de miles de aplicaciones es bastante poco. Menos de 10 años. Por eso, es todavía más llamativo cómo ha cambiado todo.

    En el año 2008 Google creó Android Market, aunque apenas había programas para Android por ese entonces. De hecho, a principios de 2009 apenas se contaba con 2000 aplicaciones, aunque la cosa empezó a cambiar. A finales de ese mismo año, el número se había multiplicado por 8. En 2010 ya eran más de cien mil, y solo un año después casi cuatro veces esa cantidad. Además, se habían descargado a través de esta tienda más de 10 mil millones de apps, gratuitas o de pago. De los orígenes de la Play Store en inglés se había pasado a una plataforma multilenguaje que ayudaría a Android a convertirse en el sistema operativo que podía plantarle cara a Apple y su iOS.

    La llegada de la “nueva” Play Store

    En 2012, Android Market pasó a llamarse Play Store. Aunque el nombre no fue lo único que cambió. Poco a poco los terminales más antiguos dejaron de tener soporte, ya que no era posible actualizar a Play Store en francés ni otros idiomas. La única forma de mantenerse al día, tanto con la tienda como con las aplicaciones más modernas, era tener un teléfono o tablet con el sistema operativo compatible. De todos modos, pocos eran ya los terminales que tenían menos de Android 4.0 en comparación con los que podían actualizarse.

    Con la nueva versión llegó un sistema de calificación por edades, adaptado a las normas de cada país si este no cuenta con los estándares PEGI o similar. También es mucho más accesible, con iconos de mayor tamaño y botones para instalar o actualizar cada app con un click, además de la posibilidad de acceder a comentarios de los usuarios y ver si es lo que se está buscando. Siempre en el idioma en el que se ha instalado la tienda, por lo que si tienes Play Store en Alemán y no cambias las preferencias, verás lo que opinan los usuarios alemanes de ese programa que piensas instalar.

    Una apuesta por la seguridad

    La Play Store de Google se preocupa por mantener los terminales Android seguros. Para ello, revisa todos los días millones de aplicaciones instaladas en busca de elementos peligrosos. Aunque el porcentaje de detección es relativamente pequeño, sí que se ha demostrado que las apps que se instalan desde otras fuentes presentan mayor porcentaje de vulnerabilidad. Por ello, se recomienda tener la última versión de la tienda oficial de aplicaciones para Android y descargar solamente aquellos programas que hayan pasado por el filtro de seguridad, que también se encarga de pulir los problemas que aparecen en los nuevos terminales. El resultado es un teléfono inteligente aún más inteligente, seguro y útil para cada usuario, en función de sus gustos de uso.

    Comparte esta noticia