• El desmonte de Ariño vuelve a funcionar en plenitud, turno de noche incluidoAsamblea de trabajadores celebrada el verano pasado en el ayuntamiento de Ariño ante la caída del empleo en las minas en 2016

    El desmonte de Ariño vuelve a funcionar en plenitud, turno de noche incluido

    El cielo abierto de Samca vuelve a funcionar a pleno rendimiento, turno de noche incluido, fruto del contrato de más de 2 millones de toneladas suscrito hace un mes con Endesa. A los 70 operarios que la minera tiene en plantilla se han sumado progresivamente otros 60 de contratas.

    La alegría vuelve parcialmente al sector del carbón, que no obstante tan solo ha recuperado una tercera parte de los 200 puestos de trabajo que perdió el año pasado con la paralización del desmonte y el cierre de la mina de interior de Ariño.

    En este momento trabajan unas 130 personas en el cielo abierto, según cuantificó el delegado de UGT en el comité de empresa de Samca, Sebastián Ruiz. “Lleva entrando gente desde principios de enero y el lunes empezamos el turno de noche”, explicó. Los trabajadores que Samca destinó al desmonte de arcillas hace unos meses han vuelto a la mina de lignito. También se ha reanudado la actividad en Foz Calanda.

    Y es que el objetivo de Samca es no limitarse a servir 1.040.000 toneladas en 2017 y otro tanto en 2018, tal como está firmado, sino que “van a ir a máxima producción” mientras la térmica siga demandando elevadas cantidades de lignito para abastecer a su vez la demanda nacional pero también la procedente de Francia, que continúa reparando sus plantas nucleares. Esta situación se espera que se prolongue durante todo el año, por lo que Samca confía en pulverizar la cifra pactada para 2017.

    Esta es una clave de la actual situación. La otra es la subida del precio del carbón internacional, que ha cerrado enero a 90 euros por tonelada. Ello permite a la empresa minera -que vende a unos 40 euros- ser “plenamente competitivos” y, a la central de Andorra, “tener un coste de generación que le permite entrar en el mix energético con frecuencia”, destacaba el director de minería de Samca, Justo Martín, en unas declaraciones recientes.

    Por todo ello, “si no estamos en las cifras de 2015, con 150 trabajadores en el desmonte, estaremos muy cerca, en torno a las 130 personas”, insistió Ruiz, quien destacó que la mayoría de los empleados de contratas son viejos conocidos que han recuperado su empleo. No obstante, otros han encontrado en estos meses otro empleo o han sido recolocados por sus empresas.

    En definitiva, “hay bastante alegría” porque “vemos que esto se mueve”, declaró el delegado. “Todos son de la zona y hay movimiento para los restaurantes y para las tiendas. Es positivo”.

    , destacó.

    Comparte esta noticia