• 2017 es el año de arranque del proyecto científico principal de Javalambre

    2017 es el año de arranque del proyecto científico principal de Javalambre

    El telescopio T250 en el Observatorio Astrofísico de Javalambre con la cúpula abierta para la realización de observaciones nocturnas.

    El año 2017 será decisivo para el arranque del proyecto científico del Observatorio Astrofísico de Javalambre (OAJ), después de que durante el pasado ejercicio llegara al Pico del Buitre el equipamiento que quedaba pendiente y las instalaciones recibiesen el valioso refrendo de la Agencia Especial Europea (ESA por sus siglas en inglés).

    El año 2017 será decisivo para el arranque del proyecto científico del Observatorio Astrofísico de Javalambre (OAJ), después de que durante el pasado ejercicio llegara al Pico del Buitre el equipamiento que quedaba pendiente y las instalaciones recibiesen el valioso refrendo de la Agencia Especial Europea (ESA por sus siglas en inglés). El nuevo año se iniciará con otro hito importantísimo para el proyecto, el registro de las primeras imágenes con el telescopio T250, que se esperan recibir en menos de dos semanas una vez que la cámara pathfinder de primera luz ha sido instalada ya con éxito.

    El director del Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón (Cefca), Javier Cenarro, aseguró ayer que afrontan el año 2017 con grandes retos porque se van a juntar varios hitos importantes, el primero de ellos el inicio de las observaciones nocturnas con el telescopio de gran campo de dos metros y medio de espejo, el T250. Con ellas se empezará a hacer ciencia para la realización del cartografiado del cosmos más completo que jamás se ha hecho en el mundo, que es el proyecto principal de estas instalaciones, denominado J-PAS.

    Además, 2017 será el año en que deberá avanzarse en la puesta en marcha de Galáctica, el centro para la difusión y práctica de la astronomía de Arcos de las Salinas, cuya obra civil está terminada y quedan pendientes las cúpulas y contenidos, en lo que se avanzará este año.

    Cenarro explicó que tras los hitos que se fueron cerrando el año pasado con la aceptación final del telescopio T250 en el Pico del Buitre a principios de 2016, la llegada del sistema de actuadores y de la cámara JPCam a lo largo del ejercicio, así como de la campana de aluminizado, para este ejercicio se va a poder empezar a trabajar ya en el desarrollo del proyecto científico que tanto interés ha suscitado para la Agencia Espacial Europea y que ha hecho que el OAJ se haya unido a la misión espacial Euclid.

    “2017 es un año crítico en el buen sentido, ya que se están juntando un montón de hitos de puesta en marcha en estos momentos”, comentó Cenarro, que a finales del año pasado asumió la dirección del Cefca tras la jubilación de Mariano Moles.

    En este sentido, el nuevo director del centro astrofísico comentó que “al final los tiempos están llevando a que muchos de los proyectos se estén juntando en el tiempo”.

    Primera luz

    De entrada, el año se va a iniciar en el Pico del Buitre con el registro de las primeras imágenes que tomará el telescopio grande, el T250, y que se van a registrar de forma inmediata en estas semanas una vez que se ha concluido con éxito la colocación de la pathfinder. Se trata de una cámara de primera luz, a la espera de que hacia mediados de año se pueda instalar ya la JPCam, que será el equipamiento definitivo para realizar el cartografiado del universo.

    Cenarro comentó al respecto que a la vez que se empieza a trabajar con la pathfinder, “si contamos con medios suficientes, vamos a continuar con la verificación y puesta en marcha de la JPCam que está en el laboratorio”.

    Antonio Marín, responsable de instrumentación científica del Cefca, explicó que la pathfinder está instalada ya en el T250 y el telescopio se encuentra ya contrapesado. Precisó al respecto que se están haciendo confirmaciones se seguridad con los fabricantes del equipo de observación, la empresa belga AMOS, para finalizar el balanceado. “Si no hay sorpresas, en menos de dos semanas estamos tomando imágenes”, comentó la semana pasada.

    El director del Cefca señaló que eso va a permitir empezar a hacer observaciones nocturnas una vez que se reciba esa primera luz. Apuntó a este respecto que en las últimas semanas está llegando la última remesa de los filtros de la cámara, por lo que se podrán hacer las observaciones con todos ellos apuntando ya a un lugar concreto del cosmos.

    “El objetivo es hacer una pequeña zona del cielo con todos los filtros, con los 56 que tiene”, indicó el científico, quien precisó que aunque no será la cámara definitiva, se podrán tomar ya con ella las imágenes del primer campo de observación aunque corresponda solo a una zona pequeña.

    “Serán centenares de galaxias las que podrán ser observadas de manera homogénea con los 56 filtros”, argumentó el científico, quien destacó que será “la primera vez que comprobemos con datos reales que el proyecto funciona”. Además, incidió en que supondrá empezar a “hacer ciencia con el T250”.

    Cenarro recordó que el personal del Cefca es tan justo en estos momentos que se están dedicando a operar con “lo que tenemos”. Indicó que la cámara definitica del telescopio grande, la JPCam que llegó en el último trimestre del año pasado, se encuentra en la sala limpia “esperando a poderle dedicar recursos para sacarla adelante”.

    El director del Cefca comentó que durante la primera mitad de este año permanecerá en la sala limpia “con toda seguridad” porque su puesta a punto va a llevar meses de trabajo, si bien mientras se trabajará con la pathfinder, la cámara de primera luz, con la que deberán hacer todas las verificaciones, además de tomar las primeras imágenes científicas.

    Esta cámara tiene dos objetivos. Por un lado hacer la verificación del instrumento, lo que se conoce como el comisionado de ingeniería del sistema de actuadores. Y es que el telescopio con la cámara deberá moverse del orden de micras cuando esté operativo para corregir el plano focal. “La pathfinder nos permite hacer estos ajustes de ingeniería”, señaló Cenarro, quien comentó que cuando se instale la JPCam más adelante, habrá que dedicarle menos tiempo porque se habrá avanzado con esta fase.

    Calidad científica

    Aparte de ese trabajo de ajuste, Cenarro destacó que con la pathfinder se podrán tomar las “primeras imágenes de calidad científica con un telescopio que es puntero”, además de poder hacerlo ya con los 56 filtros, lo que permitirá disponer de una gran información y empezar a hacer el cartografiado.

    Para el año 2017, el director del centro de astrofísica afirmó que deberá consolidarse también el sistema de operación del telescopio desarrollado por el propio equipo de ingeniería del Cefca. Durante este año Cenarro comentó que se quieren “dar pasos importantes” para la sistematización y mantenimiento del observatorio, “que permitirá tasas de eficiencia mayor”.

    Además de consolidar el funcionamiento rutinario del OAJ, durante este ejercicio se pretenden establecer también más colaboraciones con otros proyectos, al igual que se ha hecho con la ESA para la misión Euclid.

    En este sentido, Cenarro avanzó que se está trabajando con el Observatorio de Calar Alto en La Palma para colaborar en el proyecto Weave. Se trata, dijo, de establecer colaboraciones con instituciones científicas para establecer acuerdos que permitan desarrollar “sinergias comunes” que beneficien a ambas.

    Las instalaciones del OAJ se podrán visitar en grupo a partir de este año

    Las instalaciones del Observatorio Astrofísico de Javalambre (OAJ) podrán ser visitadas a partir de este año mediante grupos previamente concertados. Será los fines de semana y se organiará de la misma manera que se hace en otras instalaciones científicas similares como el Observatorio de Calar Alto.

    No hay todavía fecha para el inicio de estas visitas guiadas, pero será una de las novedades de este año, según ha indicado el director del Cefca, Javier Cenarro, quien precisó que se hará como se hace en otros sitios para divulgar el trabajo que se desarrolla en este tipo de centros y acercar la ciencia a los ciudadanos.

    La divulgación es uno de los objetivos que se ha marcado el Cefca desde hace tiempo, con actividades dirigidas al público que han ido en aumento en los últimos años y que abarcan desde conferencias y visitas a colegios a colaboraciones con instituciones como ha pasado durante las navidades con el Centro Comercial Abierto de Teruel.

    Visitar el Observatorio de Javalambre se sumará a los atractivos turísticos relacionados con la astronomía de los que va a poder beneficiarse la comarca, y uno de los reclamos será la próxima apertura de Galáctica, el centro para el conocimiento y la práctica de la astronomía de Arcos de las Salinas.

    Sobre las visitas, Cenarro explicó que se está trabajando ya en ello aunque todavía no hay fechas de inicio. Aclaró que se harán exclusivamente los fines de semana y está por concretar cómo se realizarán. Serán, no obstante, visitas previamente programadas para quienes lo soliciten, y se fijará un tope, además de establecer un mínimo de personas para poder hacerlas. Estas visitas guiadas serán de pago y el director del Cefca estimó que “posiblemente” se inicien este año. “Tenemos ya un formato de visita y falta ver la parte económica”, apuntó.

    Hasta ahora la visita a las instalaciones del OAJ en el Pico del Buitre se circunscribían a grupos reducidos de diferentes colectivos, así como a los participantes en el curso de Astronomía de la Universidad de Verano de Teruel (UVT), y constituía uno de los principales atractivos para los participantes en esta actividad formativa.

    Cenarro comentó que se sigue trabajando en la puesta en marcha de Galáctica aunque está todavía por determinar el modelo de gestión a desarrollar. No se ha dejado de trabajar por ello en los equipamientos y contenidos.

    En este sentido, comentó que se han recibido ya todos los telescopios con los que contará el centro, y que falta solo el telescopio T80, con una lente del mismo tamaño que el equipo de observación pequeño que ya opera en el Pico del Buitre desde hace más de un año. Será por ello uno de los grandes atractivos del complejo.

    A principios de este año se espera además dar luz verde a la fabricación de las siete cúpulas pequeñas de observación que operarán en Galáctica, sobre las que ya se ha hecho un prototipo. Posteriormente se acometerán la mediana y la de tamaño grande ya que habrá siete puntos de observación.

    Contenidos del centro

    El director del Cefca comentó que en 2017 se irá montando poco a poco Galáctica a la vez que se dota de contenidos el centro y se plantea el plan de explotación, que dependerá de los recursos con que se dote el centro. No se ha concretado todavía quién se hará cargo del mismo para su funcionamiento.

    Cenarro aseguró que un reto para este año 2017 será lanzar Galáctica, aunque previamente se irán concretando esos contenidos cuyas ideas tienen “en la cabeza, pero que ahora hay que plasmarlas”.

    Además de los telescopios, habrá contenidos expositivos por concretar, que incluirá imágenes, vídeos y actividades interactivas. El director del Cefca comentó que se está estudiando también poder hacer lo que se conoce como “ciencia ciudadana”, de forma que los visitantes también contribuyan al avance científico. Entre las posibilidades está la detección de supernovas.

    “Tenemos para este año muchos hitos y muy importantes, cada uno de los cuales nos llevaría un año de trabajo, y que deberemos afrontar entre los que somos y lo que podemos”, apuntó Cenarro al repasar las previsiones de actuación para 2017.

    La divulgación entre el público tiene cada vez mayor relevancia

    La divulgación entre el público tiene cada vez mayor relevancia entre las actividades que desarrolla el Cefca fuera de su labor científica. Llegar a los ciudadanos es un reto de los científicos e ingenieros que forman parte del centro de astrofísica, aseguró su director Javier Cenarro.

    Durante el año pasado se potenció la visita a los centros de enseñanza y la realización de conferencias abiertas a todo el público para divulgar el conocimiento sobre la astronomía en la población turolense. Actividades que han tenido una gran aceptación y que han obligado a ir cambiando el salón de actos donde se realizaban porque los espacios se iban ido quedando pequeños para albergar estas charlas divulgativas.

    Junto a las charlas y conferencias, la divulgación se hace también a través de la UVT y las colaboraciones con instituciones y entidades turolenses.

     

    Autor:F.J.M
    Teruel

    Comparte esta noticia