• Los naranjas sueñan con la victoria pero caen en el desempate

    Los naranjas sueñan con la victoria pero caen en el desempate

    Jaroslaw Lech fue el mejor atacante naranja en la visita al líder Unicaja.

    El CV Teruel se quedó con la miel en los labios. Pese a que arrebató un punto al hasta ahora intratable Unicaja Almería los de Miguel Rivera llegaron a soñar con regresar a la capital aragonesa con un botín todavía mayor.

    El CV Teruel se quedó con la miel en los labios. Pese a que arrebató un punto al hasta ahora intratable Unicaja Almería los de Miguel Rivera llegaron a soñar con regresar a la capital aragonesa con un botín todavía mayor. Tal y como ocurrió en la Supercopa los naranjas pusieron un muchos apuros al gran coco de la competición. No obstante al contrario de lo que ocurrió en Las Viñas la victoria cayó del lado andaluz en el quinto set, 3-2.

    Los locales saltaron más enchufados a la pista del Moisés Ruiz. Querían revancha tras lo sucedido en Supercopa y rápidamente las primeras ventajas cayeron de su lado.

    Ambos equipos alcanzaban el tiempo técnico del primer set con un 12-7 en el marcador. Este hecho lejos de amilanar a los de Miguel Rivera les sirvió como acicate y con un parcial de 1-6 empataban a 13 la manga.

    La igualdad se mantuvo hasta el punto 16, pero a partir de ese momento apareció la calidad y experiencia del conjunto de Piero Molducci que no dejó opción a la sorpresa para acabar apuntándose el primer set, 25-19, con la mayor diferencia hasta ese momento.

    La igualdad presidió la primera fase del segundo parcial. Los visitantes comenzaron por delante aprovechando fundamentalmente los errores locales cobn el disparo inicial, si bien las ventajas nunca fueron excesivas, 5-7.

    Unicaja no quería dar opciones a su rival y rápidamente rectificaron esta situación. El partido, en ese momento, se manejaba en márgenes escasos. El partido entraba en un toma y daca donde cada uno respondía con punto al conseguido por su oponente.

    De hecho al tiempo técnico se llegó con una diferencia de uno, 12-11. La tónica se mantuvo hasta el empate a 18, momento en el que reapareció la mayor experiencia del bloque ahorrador.

    En ese momento Unicaja apretó los dientes para no dar opciones a los de Miguel Rivera. Los puntos se sucedieron de su lado para cerrar con un 25-20 en el marcador, que no reflejaba lo sucedido en los momentos previos.

    Recompensa

    El esfuerzo previo de los naranjas dio sus frutos en el tercer parcial. Nuevamente la igualdad presidió los primeros compases, aunque en esta ocasión la diferencia radicaba en que era el CV?Teruel quién estaba casi siempre por delante. De hecho alcanzaban por primera vez el tiempo técnico con una pequeña diferencia de 10-12 en el marcador.

    La entrada de Thomas Ereu al saque decantó finalmente la bajanza del lado naranja. El venezolano engarzó una racha de buenos servicios que no encontraban respuesta en la recepción andaluza. Bajo su mando el equipo sumó seis puntos de forma consecutiva para situar el marcador con 14-21.

    Ni tan siquiera los dos tiempos muertos solicitados por el entrenador italiano evitó el desaguisado. Con la situación muy controlada la manga cayó finalmente del lado naranja por 18-25.

    La misma tónica de igualdad se vivió en los primeros compases del cuarto set. No obstante, en este caso, era Unicaja quién alcanzó el tiempo técnico con un resultado favorable de 12-11.

    Molducci quiso asegurar y metió en la pista al inédito Moisés Czezar en el lugar que hasta ese momento ocupó Manolo Parres. el cambio surtió efecto y los andaluces lograron llevar el marcador hasta el 18-14, momento en el que Rivera solicitó tiempo muerto con el fin de reconducir la situación.

    Sus jugadores recogieron las indicaciones y el equipo se apuntó finalmente la manga por 22-25. El sueño de la victoria aún era posible.

    De hecho el equipo mantuvo abiertas sus opciones hasta el final. No obstante el quinto set cayó del lado ahorrador por 18-16. Aunque antes los de Moludcci tuvieron que sufrir para superar a un enemigo que nunca se entregó

    UNICAJA. De Amo (6), Parres (8), Ruiz (12), Juanmi González (3), Szot (17), Rodríguez (14) y Llabrés (líbero), equipo inicial. También jugaron Moisés (2) y Ferrera (10)

    CV TERUEL. Radunovic (13), Bugallo (11),Altayó (6), Lech (23), Folguera (2), Ereu (12) y Vinicus, equipo inicial. También jugaron Reñe, Torcello, Jiménez y Osorio

    Parciales: 25-19, 25-20, 18-25, 22-25 y 18-16, en 30,23,25, 30 y 20 minutos de juego respectivamente.

    Árbitros: Rafael González y Fernando Bartolmé

     

    Autor:I. R.
    Teruel

    Comparte esta noticia