• Perú se fija en el Contrato del Matarraña para prevenir conflictos sobre el agua

    La delegación peruana, durante la visita que realizaron esta semana.

    Representantes de la Autoridad Nacional del Agua de Perú, de la empresa abastecedora de agua de Lima (SEDAPAL) y del Centro de Competencias del Agua, acompañados por el clúster Zinnae, visitaron esta semana la cuenca del Matarraña para analizar las oportunidades de réplica en el país andino del Contrato de Río, una experiencia de participación que ha sido pionera en España.

    Representantes de la Autoridad Nacional del Agua de Perú, de la empresa abastecedora de agua de Lima (SEDAPAL) y del Centro de Competencias del Agua, acompañados por el clúster Zinnae, visitaron esta semana la cuenca del Matarraña para analizar las oportunidades de réplica en el país andino del Contrato de Río, una experiencia de participación que ha sido pionera en España.

    La disponibilidad del recurso hídrico en Perú presenta una serie de características territoriales que convierten la gestión del agua en una cuestión prioritaria para el desarrollo social.

    Al tratarse de un recurso que no siempre está disponible (casi el 70% de las precipitaciones se producen entre los meses de diciembre y marzo) ha generado una serie de conflictos sociales vinculados a la disponibilidad y a los usos del agua. No en vano, 9 de cada 10 peruanos se concentra en zonas áridas, semiáridas y subhúmedas. Además, el impacto en algunas fuentes por la contaminación por desechos mineros, agrícolas y urbanos, el asentamiento de población en los márgenes de los ríos y la concentración de núcleos urbanos son factores que han ayudado a la generación de conflictos.

    Aprovechando la participación de varios representantes de la Autoridad del Agua de Perú, de la empresa abastecedora de agua de Lima (SEDAPAL) y del Centro de Competencias del Agua en un seminario internacional, se organizó el 9 de marzo una visita técnica a la zona para conocer el desarrollo del Contrato de Río en el Matarraña y su oportunidad como herramienta para la prevención de los conflictos en torno al recurso hídrico.

    La visita técnica fue posible gracias al apoyo del proyecto Nexos Hídricos que promueve la organización Ecodes a través del Secretariado de la Alianza por el Agua y que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza. La Alianza por el Agua, a través del proyecto Nexos Hídricos, busca el fortalecimiento de las capacidades de gestión de los operadores de agua y saneamiento nacionales, municipales y comunitarios de América Latina, promoviendo colaboraciones técnicas de profesionales latinoamericanos y españoles vinculados al recurso hídrico.

    En la visita técnica se mantuvo una reunión en la Casa del Matarraña, en Maella, con una representación de los regantes en la que se informó sobre las necesidades de los usuarios de la cuenca baja. La reunión finalizó con la visita a las balsas de La Trapa y Valcomuna, un lugar en el que se explicaron las soluciones técnicas puestas en marcha para asegurar los diferentes usos del agua para los regantes del Matarraña bajo.

    De Maella a Beceite

    El recorrido continuó remontando el cauce del río hasta Beceite, donde se compartieron experiencias y motivaciones con diferentes agentes sociales de la cuenca. Allí se visitó el monumento al diálogo en la gestión del agua. Representantes de la Plataforma en Defensa del Matarraña expusieron la necesidad de la sostenibilidad de la gestión hídrica, teniendo en cuenta los diferentes intereses por el uso y protección del río.

    Posteriormente, la delegación peruana participó en una reunión de la Junta Directiva del Contrato de Río en la sede de la Comarca del Matarraña en Valderrobres, un encuentro que generó un diálogo sobre las oportunidades derivadas de la participación en la gestión del agua para el territorio. Los representantes peruanos expusieron las diferencias en el contexto y en los aspectos sociales con su país, aunque coincidieron en la posibilidad de implementar enfoques basados en el modelo de contrato de río que permitan consolidar la participación como modelo de prevención de conflictos.

    Por otra parte, en el encuentro también se enfatizó sobre la posibilidad de aplicar el modelo en Perú, identificando una cuenca vulnerable y evaluar la viabilidad de replicar el proceso “adaptando la herramienta a las especificidades del país”.

    Mejor gestión para 27 municipios de la cuenca

    El Contrato de río es la primera experiencia de estas características que se implementa en España, abarcando toda la cuenca del Matarraña en la Demarcación Hidrográfica del Ebro, e integrando a tres comunidades autónomas y 27 municipios. Se basa en un proceso de participación amplio, que implica a todos los usuarios de los recursos hídricos de la cuenca, tanto públicos como privados, en un proyecto común de gestión del río con el objetivo de la mejora la calidad ambiental y la puesta en valor del río, asegurando su gestión y aprovechamiento con criterios de sostenibilidad, a partir de un programa de acción participativo.

    El Contrato del río Matarraña se constituyó con el fin de formar una estructura estable -el Comité del Río- que dirige la elaboración del Contrato de Río y que da seguimiento a los acuerdos que se adoptan. Además, el Contrato ha elaborado un Plan de Acción con objetivos, cronograma, presupuestos, etc y se marcó el objetivo de lograr financiación para poder poner en marcha las medidas dedicidas. El Contrato se constituyó como medio para lograr un río mejor valorado, gestionado y utilizado con criterios de sostenibilidad.

    Autor:Redacción

    Comparte esta noticia